Presidente hace un llamado para que marchas de hoy sean tranquilas y en paz

Compartir:

El presidente de la República Juan Manuel Santos pidió “cordura, mucha cordura” a los participantes en las marchas que se realizan hoy en Bogotá y otras ciudades del territorio nacional, y a la vez solicitó celeridad en las negociaciones que se adelantan en Tunja para que se levanten los bloqueos.

El jefe del Estado exhortó a no permitir que los violentos se apoderen de las protestas y evitar enfrentamientos innecesarios con la fuerza pública, que dijo no hace otra cosa que cumplir su deber, para garantizar la tranquilidad y los derechos humanos del resto de la población.

Santos advirtió que “toda protesta pacífica, toda marcha sin dañar a los demás, es respetada por el Gobierno”.
En este sentido exhortó a los alcaldes y gobernadores “a respetar la protesta”, pero al mismo tiempo los instó a “asegurar la tranquilidad de todos los ciudadanos”.

El presidente Santos reconoció que “las protestas de los campesinos responden a necesidades y problemas reales, los escuchamos y estamos planteando soluciones”.

No obstante insistió en que “las protestas no pueden afectar a todos los colombianos” y reseñó su preocupación por “la situación de tantos compatriotas afectados en Boyacá, en Nariño, en Cundinamarca, en Casanare y en Bogotá.
“Por eso insisto en el llamado a levantar los bloqueos y mantengo la instrucción a la Fuerza Pública para que desbloqueen las vías como lo han venido haciendo”, puntualizó.

Añadió que “si bien estos bloqueos están afectando los precios de los alimentos, se ha podido garantizar el abastecimiento en todo el país”.

Recordó su visita a Tunja y el hecho de que un equipo del gobierno lleva más de 80 horas negociando con paperos, cebolleros y lecheros de Boyacá, Cundinamarca y Nariño.

“Allí hemos planteado soluciones concretas, principalmente en los temas de insumos, aranceles, reestructuraciones de créditos y asistencia técnica”, indicó.

“Por eso pido a la mesa en Tunja que avancemos sobre estas propuestas para que luego nos sentemos, sin bloqueos, a encontrar soluciones a las legítimas peticiones de los campesinos en todo el país”, agregó.

Dijo que “algunas de estas peticiones podrán tener una solución inmediata, otras requerirán de más tiempo por el tamaño de las inversiones y los cambios estructurales o legales”.

Igualmente señaló: “Un país como Colombia, que está buscando hacer la paz, tiene que aprender a ventilar sus diferencias y peticiones sin violencia en todos los campos.Las vías de hecho no llevan a ningún resultado positivo.Tengan la seguridad de que estamos trabajando para solucionar la situación de los campesinos y la situación de todos los colombianos afectados por el paro y los bloqueos.A los colombianos les pido serenidad, apoyo y confianza en el país”, concluyó.

Compartir: