«Estamos atravesando por una tormenta»: Santos

Compartir:

El presidente Juan Manuel Santos, admitió hoy que sin duda el país atraviesa por “una tormenta”, como consecuencia del paro agrario, los bloqueos y marchas de protesta, todo lo cual atribuyó a una crisis agropecuaria causada por décadas de abandono, pero se mostró optimista de pasar “el temporal” de la mejor forma posible.

En una intervención radiotelevisada, Santos señaló que “sin duda estamos en un temporal, en una tormenta”, pero agregó que perseverando y manteniendo el rumbo fijo, el país saldrá adelante.

Tras admitir que son legítimas y válidas las reclamaciones, hizo un llamado a la cordura y a la tranquilidad a los participantes en las marchas de hoy, a tiempo que los instó a no permitir que los violentos se apoderen de las protestas y así evitar enfrentamientos innecesarios con la fuerza pública, que, dijo, no hace otra cosa que cumplir su deber, para garantizar la tranquilidad y los derechos humanos del resto de la población.

“¡Ojo! Por favor no caigamos en manos de los violentos. No permitan que los violentos se apoderen de estas protestas, porque se distorsiona todo el sentido de la protesta y se genera un enfrentamiento innecesario”, advirtió el jefe del Estado.

Santos reafirmó que “toda protesta pacífica, toda marcha sin dañar a los demás, es respetada por el Gobierno”.
Insistió en que son justas y reales las reclamaciones que están haciendo los campesinos colombianos, pues admitió que el sector agropecuario ha estado abandonado por décadas.

A manera de ejemplo advirtió que desde hace 44 años no se hace un censo agropecuario en Colombia, hecho por el cual, dijo, estamos volando sin instrumentos. Al respecto agregó que está en proceso la realización del censo, con el objetivo de tener los parámetros para la adopción de medidas que permitan convertir al campo colombiano en un centro de prosperidad y equidad.

Reseñó que desde el comienzo de su gobierno concentró todos los esfuerzos en el campo colombiano para atacar la pobreza y la desigualdad y al efecto dijo que puso en marcha normas para mitigar la crisis y ayudar a los campesinos.

También señaló que su gobierno se ha caracterizado por la política de diálogo para superar las dificultades y en este sentido se refirió a las negociaciones que se adelantan en Tunja con los promotores del paro en Boyacá, Cundinamarca y Nariño y declaró su esperanza de que “hoy tengan un final feliz” y se levanten el paro y los bloqueos que tantos perjuicios están causando a millones de colombianos.
Al respecto estableció las medidas que ha decido adoptar para mitigar la situación de los productos del campo, entre las que cito el control sobre los precios de insumos y fertilizantes, la importación directa de los mismos para evitar la cadena de intermediarios que encarecen el precio final; la eliminación de aranceles para 23 productos y la aplicación de salvaguardias para evitar la importación de otros tantos.

A los lecheros anunció la compra del producto para entregarlo a la niñez de escasos recursos a través del Bienestar Familiar; la eliminación de los cupos para los lactosueros, la restricción de importaciones de leche en polvo.
Además, anunció que continuará una lucha frontal contra el contrabando.

Compartir: