Decretado toque de queda en Ciudad Bolívar

Compartir:

BOGOTA, 28 de Agosto ¬_RAM_. El mandatario anunció que busca evitar saqueos en esa localidad de la ciudad. «Expedimos decreto de toque de queda en Ciudad Bolívar», escribió Petro en la red social Twitter.

Por el mismo medio, el Alcalde le pidió a las «fuerzas sindicales y juveniles que se manifiestan mañana (jueves) no permitir la provocación violenta».
Por «actividades de vandalismo» en algunos barrios de Ciudad Bolívar, Gustavo Petro dijo, en Twitter, que la localidad entra en toque de queda desde las 9 p.m. del miércoles hasta las 5 a.m. del jueves.

En la avenida Boyacá, en las cuadras comprendidas entre las calles 60 y 70 sur, se presentan, desde las 6:00 de la tarde del miércoles, fuertes disturbios de manifestantes, en su mayoría menores de edad, contra la Policía y el Escuadrón Móvil Antidisturbios.

En el lugar no hay mucha presencia de camioneros, quienes en un comienzo habrían iniciado las manifestaciones.

Todo el comercio se encuentra cerrado y los tanques del Esmad han tenido que entrar a los barrios para poder controlar la situación, pues al parecer personas ajenas a las manifestaciones de transportadores están haciendo presencia allí, entre ellos menores con uniformes de colegio y algunos encapuchados.

El Hospital de Meissen tiene su vía de acceso bloqueada por el momento. Sin embargo, ambulancias y urgencias siguen llegando, aunque muchos de los pacientes no han logrado cumplir a tiempo con sus citas médicas.

Gases lacrimógenos alcanzaron a llegar hasta el lugar, mientras que autoridades reportan unos 600 manifestantes bloqueando la entrada de los barrios Lucero y Vista Hermosa.

El servicio de buses alimentadores que conectan con el Portal del Tunal está suspendido. Las personas han tenido que caminar para evitar las congestiones, y ante la falta del servicio de alimentadores.

La manifestación en el sur de Bogotá la comenzaron los transportadores. Sin embargo, entrada la noche varios estudiantes y encapuchados protagonizaron los desmanes.

Los transportadores, que comenzaron las protestas, reclaman por las modificaciones en la restricción para el transporte de carga anunciado por la Alcaldía hace una semana, y por el alto costo del ACPM.

«Uno trabaja para pagar la gasolina y las llantas, así deja de ser rentable», explicó Gregorio Cáceres, uno de los volqueteros afectados. (Lea también: ‘La gente está cansada de vivir tan pobremente’: Angelino).

Cáceres también explicó que los cambios en la restricción para el transporte de carga perjudica al sector, porque no les permite descargar las mercancías y materiales. «Con el nuevo horario no alcanzaríamos a entregar ni el 30 por ciento de la carga que normalmente entregamos», expresó.

Compartir: