Por orden de captura, Ramos se separa de la precandidatura uribista

Compartir:

BOGOTA, 28 de Agosto ¬_RAM_. El Centro Democrático anunció que el precandidato Luis Alfredo Ramos se separa temporalmente de sus aspiraciones como precandidato presidencial tras la orden de captura de la Corte Suprema de Justicia en su contra.

A través de una declaración formal, el movimiento uribista aseguró que espera que la conducta de Ramos “pueda ser correctamente explicada a la justicia y que, en consecuencia, esté en capacidad de demostrar que no ha tenido vínculo alguno con paramilitares.

De acuerdo con un fallo de la Corte contra el congresista Óscar Suárez Mira, el ex gobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos participó en el 2005 en una reunión con paramilitares.

Al respecto, Ramos había calificado de inexacta la información y señaló que el encuentro se dio en el 2004.

Según él, asistió en condición de congresista, por iniciativa del representante Óscar Suárez, y solo se limitó “a escuchar” las preocupaciones de ‘Iván Roberto Duque’, vocero del grupo en plena desmovilización sobre el avance del proceso de paz iniciado por el Gobierno.

Una vez anunciada la orden de captura, se escucharon voces de respaldo a Ramos por parte de algunos uribistas.

El presidente Álvaro Uribe, a en Twitter, señaló que “tengo convicción que Luis Alfredo Ramos no ha tenido alianza con criminales”.

Francisco Santos, otro de los aspirantes presidenciales, afirmó que respeta la decisión de la Corte Suprema, pero que cree que «Luis Alfredo Ramos demostrará su inocencia».

Ómar Yepes, presidente del partido conservador, calificó la noticia como “muy preocupante porque el doctor Ramos es una figura de amplia connotación nacional. No sé las razones que pueda haber tenido la Corte pero me parece que dictar esas medidas sin un acopio probatorio suficiente puede provocar una gran preocupación nacional dadas las condiciones del personaje”.

En el 2002, Equipo Colombia, el movimiento político de Ramos, decidió unirse con Alas, movimiento liderado por el exsenador Álvaro Araújo. Esa fue una de las llaves políticas más exitosas de esas elecciones, pero se disolvió cuando la Corte Suprema primero capturó y luego condenó por parapolítica a Araújo.

Compartir: