Presidente dice que la paz es de todos los colombianos

Compartir:

El presidente Juan Manuel Santos se refirió a los diálogos que adelanta el Gobierno con la guerrilla de las Farc en Cuba y señaló que la paz no es del jefe del Estado, ni del Gobierno, sino de todos los colombianos.

«La paz no es de Juan Manuel Santos, ni del Gobierno, sino de todos los colombianos», afirmó el mandatario en el comienzo de la Caminata de la Solidaridad por Colombia, en el norte de Bogotá.

Dijo que «estoy convencido de que podemos empezar desde ahora a reparar nuestro país y por eso trabajamos por las víctimas».

Afirmó que «por eso estamos restituyendo tierras a los campesinos despojados y brindando oportunidades a quienes abandonan la violencia»

Reinicio de los diálogos

Entre tanto, tras una reunión con el presidente Santos, el jefe del equipo negociador de paz del Gobierno, Humberto de la Calle Lombana, anunció la reactivación de las conversaciones a partir de este lunes 26 de agosto, después de que las Farc establecieran una pausa unilateral.

«Tras una evaluación se constató que las Farc han tomado la decisión de regresar el lunes a las 8:30 de la mañana a la mesa de conversaciones para continuar normalmente con las deliberaciones», afirmó De la Calle después de reunirse durante 20 minutos con el presidente Santos en la Casa de Nariño.

En consecuencia, este domingo el jefe negociador del Gobierno regresará a La Habana para incorporarse de nuevo a la mesa de diálogo.

De la Calle insistió en que el proyecto de ley de referendo para la paz, sólo busca ampliar la democracia en Colombia y permitir que haya una mayor legitimidad a la hora de refrendar los acuerdos entre las partes.

«La idea es permitir que sean los colombianos los tomen la decisión final sobre los acuerdos a los que logremos llegar en La Habana. La iniciativa busca permitir que un mayor número de colombianos tome esa decisión en particular», señaló.

De otro lado, De la Calle resaltó la actitud que ha tenido la guerrilla de reconocer a sus propias víctimas y ver la necesidad de reparar el daño que han causado durante todos estos años.

Entre tanto, delegados de la ONU y de la Universidad Nacional se reunieron este sábado con voceros de las Farc en La Habana, Cuba, a pesar de que la guerrilla anunció una «pausa» y el presidente Juan Manuel Santos ordenó a su equipo negociador regresar al país.

También se evaluaron los mecanismos de participación ciudadana en el proceso a través de foros académicos, para lo cual se hizo presente en La Habana el catedrático de la Universidad Nacional, Alejo Vargas.

Previamente el mandatario había dicho que era comprensible que el grupo subversivo analizara la propuesta, pero les aclaro a las Farc que la paciencia de los colombianos se está agotando.

Esto también originó que el Jefe de Estado ordenara a los negociadores del Gobierno que se regresaran de La Habana, advirtiendo que no es la guerrilla la que pone las condiciones de la negociación.

El viernes pasado, en una declaración leída en La Habana, sede de las conversaciones de paz, por el jefe guerrillero «Pablo Catatumbo», las Farc dijeron que durante la «pausa» analizarán los alcances de la propuesta que el presidente Santos formuló el jueves, con la expectativa de que un posible referendo coincida con las elecciones legislativas de marzo o las presidenciales de mayo de 2014.

«Pablo Catatumbo», alias de Jorge Torres Victoria, añadió que los dirigentes de las Farc se centrarán este fin de semana «exclusivamente en el análisis de los alcances de la propuesta gubernamental, sin detrimento de la consulta interna que deben hacer como organización».

«Aprovecharemos este tiempo también para escuchar las opiniones que seguramente han de surgir desde el pueblo en medio del fervor de la lucha político-social que hoy estremece a Colombia», sostuvo el comandante guerrillero ante la prensa en la capital cubana.

El presidente Juan Manuel Santos, por su parte, ordenó al equipo negociador del Gobierno su regreso inmediato al país para analizar la situación.

«Reanudaremos las conversaciones cuando lo consideremos conveniente», afirmó Santos, quien sostuvo que «en este proceso el que decreta las pausas y pone las condiciones no son las Farc».

«De manera que he tomado la decisión de llamar a los negociadores para que se vengan inmediatamente aquí a evaluar el alcance de ese comunicado», agregó el mandatario.

Las conversaciones que buscan poner fin a más de medio siglo de violencia en Colombia comenzaron en La Habana en noviembre pasado y esta semana entraron en su decimotercera ronda, centrada en el tema de la participación política de la guerrilla, el segundo de los cinco puntos de la agenda pactada.

Tras el anuncio de las Farc, que causó revuelo en Bogotá, y antes de ordenar el regreso del equipo negociador, Santos dijo que esa decisión es «legítima», pero advirtió que «la paciencia del pueblo colombiano tiene su límite».

«Tenemos que seguir avanzando en las conversaciones», sostuvo Santos en Quibdó, en el departamento del Chocó.

Según el presidente, su decisión de presentar al Congreso la propuesta del referendo para refrendar lo que sea acordado en La Habana es «un acto de responsabilidad con el país y con las futuras generaciones».

«Si llegamos a esos acuerdos, el pueblo colombiano, ustedes, serán los que tendrán la última palabra», señaló el mandatario.

El jefe del equipo negociador del Gobierno en La Habana, Humberto de La Calle, también pidió a las Farc que el análisis sea «breve» y recordó que el tema del acuerdo de paz es el último de los seis incluidos en la agenda.

El delegado del Gobierno fue enfático en señalar que «el proyecto de ley de ayer no convoca a un eventual referendo, ni mucho menos determina su contenido», porque eso depende de lo que las partes acuerden en Cuba.

El deseo del presidente Santos es que los acuerdos con las FARC «estén finiquitados de aquí a final de año» y que para entonces esté aprobada la ley que permitiría convocar el referendo.

«No va ser una paz a cualquier precio, no va a ser una paz que nos produzca más problemas. Todo lo que hemos venido haciendo lo hemos hecho a conciencia, lo hemos planeado, hemos estudiado las alternativas», expresó Santos al presentar el jueves la iniciativa al Congreso, acompañado por líderes de la coalición que lo apoya.

Compartir: