Asesino de sacerdotes acepta cargos

Ante un fiscal de la Unidad Nacional contra el Terrorismo, Gildardo Alberto Peñates Suárez, alias Gavilán, aceptó su responsabilidad en el crimen de los sacerdotes Rafael Réatiga y Richard Píffano, perpetrado el 26 de enero de 2011 en Bogotá.

En la diligencia judicial alias Gavilán aceptó el cargo de homicidio agravado, por el que está afectado con medida de aseguramiento desde el 14 de febrero último.

Por los mismos hechos también está privado de la libertad Isidro Castiblanco, alias Gallero, quien fue asegurado el 14 de febrero último por el Juez 31 Penal del Circuito de Bogotá, con función de control de garantías, como responsable del delito de homicidio agravado, punible cuya responsabilidad aceptó en esa diligencia.

Los cadáveres de Reátiga y Píffano fueron hallados por las autoridades dentro de un vehículo parqueado en un despoblado del barrio El Triunfo, localidad de Kennedy, sur de Bogotá.

Compartir: