Kirchner abre diálogo con empresarios y sindicalistas tras revés electoral

Compartir:

La presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, abrió el miércoles un ‘diálogo social’ con representantes de cámaras empresarias y sindicalistas, luego del revés en las elecciones primarias del 11 de agosto con miras a las legislativas de octubre.

«Fue una reunión muy productiva que vamos a repetir más seguido, pero vamos a conformar mesas sectoriales», dijo Kirchner al término del encuentro de más de tres horas, que tuvo lugar en Río Gallegos (2.700 km al sur de Buenos Aires).

Al comienzo del encuentro, la mandataria hizo una exposición sobre la marcha de la economía y luego cada uno de los presentes dio a conocer su parecer, según el testimonio de alguno de los presentes al canal de noticias C5N.

«Plantearon todos los problemas que tienen», dijo Kirchner a la televisión y destacó que «todos los actores coincidieron en los números de nuestra economía, el crecimiento y la generación de empleo».

Osvaldo Cornide, titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), señaló que la presidenta escuchó todas las opiniones, pero insistió en que «el modelo no se cambia pase lo que pase en las elecciones de octubre».

Kirchner intenta retomar la iniciativa política tras la cascada de votos opositores que se produjo en los principales distritos electorales, en especial la provincia de Buenos Aires, con casi el 38% del padrón nacional.

El oficialismo perdió 5 de los 11 millones de votos de 2011, cuando fue reelegida la mandataria, pero se mantiene como la primera fuerza nacional, con 26,31% de los sufragios.

En octubre se renueva un tercio del Senado y la mitad de la Cámara de Diputados.

El titular de la poderosa Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, calificó de manera «positiva» la reunión. «Fue una reunión positiva y con buena onda», dijo el dirigente, quien se había mostrado escéptico con el llamado al diálogo afirmando que «si siguen de esta manera, van a perder todavía más votos en octubre».

La dirigencia sindical cercana al gobierno, nucleada tanto en la central obrera CGT (peronista) como la Central de Trabajadores Argentinos (CTA, centroizquierda), también saludó el encuentro.

«Fue una reunión muy positiva. Fue importante la representación que había del sector empresario y del movimiento obrero. Hubo diversos enfoques y cada uno pudo plantear su visión», dijo Hugo Yasky de la CTA.

Los productores agropecuarios, que mantienen desde 2008 un largo conflicto con el gobierno por la política fiscal, no fueron invitados a la reunión.

«Quiero recordarle a la primera mandataria que el sector es el que más aporta a la economía del país», dijo el dirigente agrario Eduardo Buzzi, quien calificó de «revanchismo» no haberlos incluido en el diálogo.

La presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, abrió el miércoles un ‘diálogo social’ con representantes de cámaras empresarias y sindicalistas, luego del revés en las elecciones primarias del 11 de agosto con miras a las legislativas de octubre.

Fuente AFP

Compartir: