Sancionada ley que facilita acceso a crédito a microempresarios

Compartir:

Dentro de seis meses entrará en vigencia la Ley 1676 que sancionó este martes el presidente Juan Manuel Santos y que regula las garantías mobiliarias con que y micro, pequeños y medianas empresarios podrán respaldar sus obligaciones financieras.

Hasta ahora, lo usual es que había una alta restricción de acceso a crédito formal a bajo costo, en vista de que muchos pequeños empresarios carecían bienes inmuebles o propiedades con las cuales respaldar la financiación.

Con la nueva norma, los empresarios podrán obtener créditos teniendo como “garantía mobiliaria” elementos de su unidad productiva como marcas, inventarios, maquinarias, facturas, cuentas por cobrar, ganado, cosechas futuras, entre otros tipos de bienes muebles.

Así, por ejemplo, se podrán constituir, sin duda sobre su validez, garantías sobre activos circulantes o sobre los bienes derivados del bien inicialmente dado en garantía por parte del empresario.

“Con la ampliación conceptual de la garantía mobiliaria y su reformulación, los bienes muebles, que son los que en su mayoría tienen los micro, pequeños y medianos empresarios, se aumenta la disponibilidad de bienes que pueden ser dados en garantía y, con ello, se incrementan las posibilidades de obtener créditos de bajo costo”, explicó recientemente el ministro de Industria y Comercio, Sergio Díaz-Granados.

Además, esta ley no establece mayores formalidades para celebrar un contrato de garantía, lo cual flexibiliza el régimen de garantías y lo hace más acorde con el ritmo acelerado de los negocios de hoy.

De otra parte, se contempla la creación de un registro único de garantías mobiliarias, con el fin de facilitar el proceso de publicidad de las mismas, de tal manera que los acreedores puedan informarse adecuadamente sobre las garantías que recaen sobre cualquier bien mueble.

Se incluye, igualmente, un trámite de ejecución especial de la garantía que busca disminuir la congestión judicial. En el caso de las garantías mobiliarias, los largos procesos judiciales muchas veces terminan cuando los bienes ya están depreciados, o cuando los mismos ya son inservibles, en el caso de perecederos.

Por su parte, el superintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez, al exponer las motivaciones de la nueva ley, había dicho que si Colombia carece de un sistema efectivo de acceso al crédito, no solo se perjudica el crecimiento de la empresa como fuente generadora de riqueza y de empleo.

“También se afecta a los consumidores de bienes y servicios, en la medida en que los altos costos de financiación terminan trasladándose al precio de los bienes y servicios”, añadió el funcionario.

Con todo, la nueva ley servirá para mejorar la competitividad de Colombia en la medición “Doing Business” que realiza anualmente el Banco Mundial, especialmente, en el indicador de obtención de crédito pues aumentará la posibilidad de acceso y reducirá los costos de financiación para las micro, pequeñas y medianas empresas.

Compartir: