Senado aprobó el ascenso del general Francisco Patiño

Compartir:

BOGOTA, 20 de Agosto ¬_RAM_. Con 49 votos a favor y 9 en contra la plenaria del Senado aprobó este martes el ascenso del polémico general, Francisco Patiño, pese a que en contra del oficial recae una investigación para determinar su presunta responsabilidad en la manipulación de la escena del crimen del grafitero, Diego Felipe Becerra.

Con esta votación, la corporación avaló la promoción de Patiño al grado de mayor general. Pese a su ascenso, la investigación por la muerte de Becerra sigue en curso, ya que por la época de los hechos, Patiño se desempeñaba como comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

En junio pasado, el Fiscal General, Eduardo Montealegre dijo que “no podemos afirmar que existan indicios graves que comprometan la responsabilidad del general Patiño como para inferir que formó parte de esa estructura delictiva que suplantó las pruebas de la muerte y la escena del crimen”.

Por su parte, el general Patiño en su defensa señaló que “no es cierto que haya motivado una manipulación de un testigo para alterar o interferir en la investigación que venía adelantando el CTI de la Fiscalía”.

El general Patiño indicó además que está dispuesto a entregar a las autoridades todas las informaciones pertinentes para aclarar sus responsabilidad en el caso del joven muerto a manos de un patrullero de la Policía en agosto de 2011.

El Alto Oficial dejó en claro que él no estuvo en la escena del crimen, y que tampoco dio instrucciones a un presunto testigo falso, que había sostenido que conducía una buseta de servicio público y que Becerra lo había atracado en compañía de otros jóvenes, versión que fue desvirtuada por la Fiscalía.

“Ni estuve en la escena de los hechos ni di orden de alterar la escena ni tampoco indique al señor Jorge Narváez, conductor de la buseta, que faltara a la verdad o que cambiara la historia para favorecer persona alguna o a mí sagrada institución”, señaló Patiño.

A su vez, el papá de Diego Felipe, Gustavo Trejos, aseguró que los hechos fueron “una cadena de mentiras para hacer creer a la opinión pública que lo que hizo aquel oficial fue un acto del servicio. No tengo nada contra usted, Señor General, pedimos la verdad y la justicia para que todos los miembros que participaron allí sean destituidos y paguen por esos actos”, insistió.

Liliana Lizarazo, madre del ‘Grafitero’, solicitó que el nombre y honra de su hijo fallecido se restituyan. “Es una bajeza que se haya dicho que detrás de esta solicitud para que se haga justicia haya injerencia de grupos armados ilegales, nosotros no tenemos nada contra el General. Espero que durante esta sesión se recapacite y rectifique el comunicado con el cual se afirma la culpabilidad de Diego Felipe. Ni mi familia ni yo descansaremos hasta que se haga justicia”, afirmó.

Hasta el momento se conoce que algunos legisladores tienen serias dudas sobre el ascenso y están consultando si se puede posponer la decisión de la Comisión Segunda hasta que haya un fallo definitivo de la Fiscalía frente al caso.

Compartir: