Transparencia por Colombia advierte sobre gastos en la precampaña

Compartir:

A menos de un año de que Colombia ya tenga su nuevo Presidente de la República, en Transparencia por Colombia las alarmas ya están prendidas para hacer un seguimiento en detalle al proceso electoral de 2014.

En esa tarea esta está al frente la directora de Transparencia Colombia, Elizabet Hungar, quien explica como se está realizando en ese proceso, los riesgos que han identificado hasta el momento.

Además, habla de las elecciones atípicas de Cartagena y Caldas, en donde en dos semanas se escogerá a su gobernador.

– ¿Qué riesgos o alarmas han visto para las elecciones del próximo año?
En financiación vemos que no hay un factor novedoso frente a elecciones pasadas, pero pase que lo que pase con los diálogos de La Habana, las Farc serán actor importante. Si un escenario es que se levantan de la mesa, van a querer demostrar que son fuertes, bien sea con hechos de violencia o bien vía financiación.

– ¿Preocupa que ya hay grupos, como el uribismo, que están en campaña, y no se reportan gastos?
Claro que es preocupante, son gastos que no se están contabilizando, las vallas, las giras, los actos públicos o cerrados, pero el Consejo Nacional Electoral dice que como la campaña no está abierta aún no investiga. Nosotros hemos insistido en que las campañas en Colombia no empiezan el día oficial sino desde antes, y en ese momento cuando se deben contabilizar los gastos.

– ¿En qué más están atentos Ustedes para lograr esa transparencia?
La utilización de los bienes del Estado para hacer campaña, si bien está la Ley de Garantías, eso siempre se utiliza. Me preocupa también el lenguaje que se está utilizando, por eso creo que estas elecciones que vienen van a ser muy importantes, desde ya se está usando un lenguaje muy agresivo, con violencia verbal, con acusaciones muy fuertes de lado y lado. La movilización social que está viviendo el país puede llevar a influir en las elecciones, es una alarma no para reprimir esta movilización, pero si en el sentido que estas expresiones con comicios es un cóctel peligro. Hay que crear los espacios de diálogo y evitar que las expresiones sociales sean manipuladas electoralmente, ni por unos ni por otros.

– ¿Cómo viene haciendo Transparencia por Colombia la labor de seguimiento a las elecciones del año próximo?
El tema relacionado con la financiación de las campañas se ha convertido en un tema focal de nuestro trabajo, sobretodo en épocas electorales, porque la financiación de las campañas, siendo un actividad legítima, ha venido utilizándose como una manera de incidir indebidamente en los candidatos para que una vez sean elegidos tomen decisiones en favor de un determinado sector, o le den puestos a determinados amigos políticos.
Por medio de una idea que se llamó Cuentas Claras, y así se mantiene, empezamos a diseñar un aplicativo hace cuatro año para que candidatos y partidos políticos por un lado y con CNE contarán con una herramienta que hiciera más fácil, eficaz y transparente el proceso de rendición de cuentas de los ingresos de gastos de campaña.

– ¿Cómo ha evolucionado el uso del sistema de Cuentas Claras?
Le ha facilitado el trabajo a los candidatos y a los partidos, cada vez es más sencillo, pero más completo, es la herramienta obligatoria que tomó el Consejo Nacional Electoral, pero adicionalmente tiene un complemento importante que esperamos que para el año próximo sea muy empleado, la ventana que se tiene para que los ciudadanos puedan ingresar. Igualmente estamos en conversaciones con el CNE para que se desglose un poco el rubro de gasto, por ejemplo el de publicidad, que es el mayor de todas las campañas se detalle.

– ¿Cómo han visto las elecciones atípicas?
El tema de las elecciones atípicas genera unas circunstancias particulares y no es fácil manejarlas, sin embargo lo que hemos hecho hasta ahora es darle la misma visibilidad al tema de la financiación de las campañas normales, y es un poco más fácil porque están concentradas en un escenario.

Las dos últimas que analizamos, Cartagena (elección alcalde) y Caldas (elección de gobernador) donde han estado actores ilegales, pero también en donde la presencia de sectores políticos poderosos que han estado tradicionalmente en el poder, la lupa se ha agrandado para ver qué es lo que está pasando.

– ¿Cómo evaluaron lo que pasó en Cartagena en materia de financiación de campañas?
Los candidatos rindieron cuentas, nos parece que los reportes son relativamente bajos, pero eso le compete al CNE. Hubo una situación interesante, es que tres semanas después de las elecciones nos llamaron para decirnos que el alcalde electo nombró en su equipo de gobierno a su mayor financiador en la campaña anterior, no en esta, pero ahí no hay ningún problema. No se puede cortar la carrera pública a una personas que haya sido financiador de campañas. Ahora hay que hacerle seguimiento a las contrataciones públicas, a los nombramientos, la contratación de personas, para mirar si hay vínculos con los financiadores y los que están siendo vinculados, no sólo por lo que se prohíbe en el Estatuto Anticorrupción, sino por asuntos éticos.

– ¿Cómo va el seguimiento a la elección de Gobernador en Caldas?
En este momento hemos visto que el reporte de ingresos ha sido muy lento, hasta la semana pasada solamente un candidato había reportado, Augusto León Restrepo, 25 millones de pesos de ingresos. El candidato Eugenio Marulanda Gómez, empezó a reportar esta semana y ha notificado 11 millones de ingresos. El candidato Julián Gutiérrez, no ha comenzado a reportar datos. Es importante mirar también quién es el gerente y el contador. El gerente de la campaña de León es Jorge Hernán Yapes Alzate y la contadora es Andrea Eugenia Osorio; en el caso de Marulanda, el gerente es Germán Betancur Arango y el contador, Carlos Alberto Betancur. Gutiérrez no ha reportado. A dos semanas de las elecciones el reporte es muy bajo.

Estatuto anticorrupción

– ¿Si ha dado buenos resultados para el país la aplicación del estatuto anticorrupción?
Desde el punto de vista normativo este es el Gobierno que más ha hecho, lo que pasa es que Colombia es un país de leyes, y para que funcionen hay que reglamentarlas, implementarlas, pero además velar po su cumplimiento. El gran reto del gobierno es garantizar que todo esto se implemente.

– ¿Si ha servido la agencia estatal Colombia Compra Eficiente?
Eso está apenás arrancando, creo que es un paso muy importante porque la contratación es una de las mayores fuentes de corrupción en el país, pero hay que dejar que las cosas arranquen y funcionen. Eso no es de la noche a la mañana, hay que cambiar toda una cultura, la de la función pública.

Fuente Colprensa

Compartir: