Presidencia egipcia advierte a Obama de que los mensajes «no basados en hechos» pueden «alentar» la violencia

Compartir:

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -La Presidencia egipcia ha hecho público un comunicado «en respuesta» al mensaje pronunciado el jueves por el mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, para advertir de que «las declaraciones que no están basadas en hechos pueden alentar a los grupos violentos y armados» que buscan perjudicar la «transición democrática».

Aunque la oficina de Adli Mansur se cuida de no criticar directamente las palabras de Obama, que condenó la represión de las manifestaciones y llamó al diálogo entre el Gobierno y los islamistas, en su nota la Presidencia de Egipto enumera una serie de cuestiones para «explicar la situación» y «aclarar los hechos».

Así, subraya que «Egipto hace frente a actos de terrorismo que tienen por objetivo edificios del Gobierno y otras instalaciones vitales, incluidas decenas de iglesias, tribunales, comisarías y propiedades tanto públicas como privadas».

Estos grupos «armados y violentos» –no hace mención expresa a los Hermanos Musulmanes y los simpatizantes del depuesto presidente Mohamed Mursi– «buscan matar gente y atacar aspectos civilizados del Estado egipcio como bibliotecas, museos, parques públicos e instalaciones educativas», prosigue la nota.

La oficina de Mansur ha «lamentado» las «víctimas» causadas por los «esfuerzos» del Gobierno para «establecer la paz y la seguridad» en el país. En este sentido, ha dicho que las autoridades tienen «plena responsabilidad» en la «protección de las vidas de los ciudadanos y de la patria en su conjunto».

La Presidencia egipcia ha dicho tener la «impresión» de que «las declaraciones que no están basadas en hechos pueden alentar a los grupos violentos y armados» en sus actividades «hostiles» contra la «estabilidad y la transición democrática». Esta violencia, ha añadido, perjudica la «hoja de ruta» marcada para el futuro y que, según el comunicado, incluye la celebración de nuevas elecciones.

«Egipto aprecia todas las posturas sinceras manifestadas por los países del mundo», pero al mismo tiempo insiste en que tiene «plena soberanía e independencia» para tomar las decisiones que considere oportunas.

Compartir: