Santos advierte que conseguirá la paz a las buenas o a las malas

Compartir:

BOGOTA, 07 de Agosto ¬_RAM_ La victoria en cualquier guerra es la paz” y “la paz se consigue a las buenas o a las malas”, advirtió hoy el presidente Juan Manuel Santos al rechazar una vez más la petición de cese del fuego que han venido haciendo las Farc y notificarle una vez más a este grupo ilegal armado que seguirá “en la ofensiva militar hasta que lleguemos a los acuerdos”.
El primer mandatario destacó que hoy “no estaríamos sentados buscando llegar a acuerdos allá en La Habana, sino no es porque nuestras Fuerzas Armadas han venido adelantando una campaña exitosa, efectiva”.
Al efecto, subrayó que “la correlación de fuerzas hoy es muy diferente a la que teníamos hace algunos años” y que “por eso –entre otras cosas- hoy les decimos a quienes nos están pidiendo, al enemigo, un cese, les decimos no, nosotros vamos a seguir en la ofensiva militar hasta que lleguemos a los acuerdos. Porque sabemos que ellos siempre han utilizado esos ceses al fuego, esas situaciones para fortalecerse y para prolongar cualquier conversación”, puntualizó.
Las precisiones las hizo Santos en la inauguración del Centro de Rehabilitación Héroes de Paramillo, en Medellín, a donde viajó después de participar en los actos de conmemoración de la Batalla de Boyacá.
“Nos vinimos de ese escenario histórico allá en Boyacá, a la inauguración de este centro de rehabilitación. Nos vinimos entusiasmados, porque aquí también se simboliza algo muy importante que debe tener cualquier sociedad, cualquier país que es la conjunción, la unión de esfuerzos entorno a una causa noble, dijo el jefe del Estado.
En su intervención, el presidente Santos hizo además las siguientes precisiones:
“Y creo que en este caso no puede haber una causa más noble que la que este centro de rehabilitación, que hoy inauguramos, se esfuerza en ser: Rehabilitar, atender a nuestros soldados que ofrecen todos los días su vida, que arriesgan su integridad por darnos tranquilidad, por darnos la paz”.
Y quiero destacar algo muy importante, cuando llegue al Ministerio de Defensa, cuando el presidente Uribe (Álvaro) me nombró Ministro de Defensa, hicimos con el hoy Ministro, en ese entonces viceministro (Juan Carlos Pinzón) y con los comandantes de entonces un análisis: qué tenemos que hacer para realmente hacer una gran diferencia en este conflicto armado que lleva medio siglo.
Hicimos las cuentas: qué necesitamos, dónde tenemos que invertir, cuánta plata necesitamos, cuántos recursos. Los recursos eran importantes, muy importantes.
Pero nos propusimos conseguirlos, y el primer sitio donde yo estuve, donde estuvimos con el viceministro Pinzón fue aquí en Medellín, en Pro-Antioquia.
Nos reunimos en una mesa con los principales miembros directivos de Pro Antioquia, les expusimos las necesidades y les dijimos estamos proponiendo un impuesto al patrimonio, un impuesto a los más ricos, un impuesto a quienes pueden pagar un impuesto para ver si podemos finiquitar ese conflicto, necesitamos esos recursos.
Yo salí de esa reunión muy entusiasmado, porque ni un solo empresario ahí presente, ahí estaba el doctor Bojanini, me acuerdo perfectamente, titubeó, todos dijeron: sí, adelante ministro que nosotros lo apoyamos.
Con esa consigna en la mano me fui por el país entero diciéndole: mire lo que los empresarios paisas me han dicho. Ustedes qué dicen, les dije a los bogotanos, a los caleños, a los costeños, a los santandereanos; a todos les tocó decir que sí.
Y así aprobamos un impuesto al patrimonio que ha sido pieza fundamental porque nos ha dado los recursos para poder decir hoy, este 7 de agosto del año 2013, que tenemos las mejores Fuerzas Armadas de nuestra historia.
Nunca antes habíamos tenido un Ejército como el que hoy tenemos, tan bien equipado, tan bien entrenado. Nunca antes habíamos tenido una Fuerza Aérea como la que hoy tenemos con tantos aviones, con tanta destreza, hasta el punto que ya invitan a nuestra Fuerza Aérea a los ejercicios más sofisticados del mundo entero.
Nunca antes habíamos tenido una Armada Nacional como la que hoy tenemos, tan bien equipada, tan bien entrenada; dando golpes contra el narcotráfico y defendiendo nuestra soberanía como nunca antes.
Y nunca antes habíamos tenido una Policía tan bien, tan numerosa, tan bien capacitada y tan bien equipada.
Y eso se debe en buena parte a ese sentido de responsabilidad que tiene el empresariado colombiano y que a la vanguardia siempre han estado los empresarios de Antioquia y de Medellín.
De igual forma, esos mismos empresarios en cualquier causa noble están ahí de primeros.
Y este centro que hoy inauguramos es producto de esa generosidad. El Gobierno Nacional ha puesto unos recursos importantes, el gobierno departamental, la alcaldía, el (entonces) alcalde Alfonso Salazar, le puso mucho empeño a este centro de rehabilitación, pero el sector privado también.
Y hoy afortunadamente tenemos este centro que está atendiendo a esos soldados que están haciendo un trabajo, una labor tan importante, tan patriótica por sus compatriotas, por nuestro país.
Ese Ejército que nació hace 194 años y que ha sido la columna vertebral de nuestra vida republicana, de nuestra democracia, de nuestras libertades, hoy sigue luchando todos los días junto con las demás fuerzas, con la Policía por alcanzar eso que el capitán Lozano decía: la victoria.

Compartir: