Dilian F. Toro debe pagar mil salarios mínimos para recuperar libertad

Compartir:

BOGOTA, 31 de Julio ¬_RAM_ La Fiscalía General de la Nación confirmó hoy la orden de libertad para la exsenadora vallecaucana Dilian Francisca Toro, pero estableció que la dirigente política seguirá vinculada al proceso hasta establecer si es o no culpable del presunto delito de lavado de activos.
La orden de libertad se hará efectiva una vez la exsenadora cancele una caución de mil salarios mínimo legales, esto es el equivalente de 600 millones de pesos.
Dilian Francisca Toro, quien renunció a su curul en el Senado para que su caso fuera abocado por la fiscalía y no siguiera en manos de la Corte Suprema de Justicia, se encuentra recluida en la Escuela de Estudios Superiores de la Policía Nacional en Bogotá desde el 24 de Julio de 2012.
El vicefiscal general de la nación, Jorge Fernando Perdomo, a cargo del caso señaló que dispuso la nulidad del proceso y devolver el expediente a la etapa de investigación para que sean recibidos los testimonios que ya fueron ordenados en desarrollo de la etapa inicial. En otras palabras, el proceso arranca de cero.
En su providencia, el vicefiscal ordena al funcionario instructor agotar todos los esfuerzos investigativos y de cooperación internacional para ubicar, hacer comparecer y escuchar en declaración a las personas cuyos testimonios fueron debidamente decretados y dejaron de practicarse en la etapa instructiva del proceso”.
El caso de la excongresista vallecaucana tiene que ver con las supuestas negociaciones que entre 2005 y 2007 realizó la sociedad Agropecuaria Ceiba Verde Ltda., de la cual Dilian es socia, junto con su esposo y su cuñado, para la adquisición de las fincas San Miguel, La Milagrosa y Brasilar, ubicadas en Palmira y Bolívar (Valle del Cauca), predios que fueron comprados con dineros del Cartel de Cali y del Norte del Valle.
En las negociaciones también figuran la finca Basilar, ubicada en el municipio de Bolívar, que fue adquirida en junio del 2007, y que según la Corte se trataba de predios asociados a las organizaciones de Hans Barney Salazar, Jaime Alberto Mejía y Carlos Arturo Patiño, alias Patemuro, todos vinculados a actividades de narcotráfico.

Compartir: