Ocho menores de edad detenidos en la primera noche del toque de queda en Barranquilla

Compartir:

Un saldo de ocho menores de edad detenidos fue el resultado de la primera noche en que entró en vigencia el toque de queda, popularmente conocido como ‘hora calabaza’.

Josefa Casiani, secretaria de Gobierno del Distrito, sostuvo que el operativo, que se extendió hasta las 4 de la mañana, fue exitoso.

En total fueron atendidos 21 casos de menores en las calles pasadas las 11 de la noche. De ellos, 13 sostenían tener más de 18 años, pero al no portar un documento de identidad en el momento, fueron trasladados hasta el móvil.

Una vez sus padres o familiares se hicieron presentes en el lugar con las respectivas cédulas, a los jóvenes se les permitió irse.

Sin embargo, los 8 restantes sí eran menores de edad: 7 de ellos fueron entregados a sus padres; unos fueron llevados a la Comisaría móvil y otros fueron trasladados por la Policía de Infancia y Adolescencia hasta sus casas.

El único menor que aún no ha sido entregado a sus padres tiene 11 años y fue encontrado caminando por los alrededores del cementerio Universal. Según el pequeño, vive en Soledad, pero no ha podido ser devuelto a su hogar porque dice que no se sabe la dirección de su casa.

El menor está en el hogar de paso y el lunes se hará la remisión a la comisaría del municipio. Según Casiani, el niño está en buenas manos y está siendo atendido por el equipo interdisciplinario del hogar de paso, donde recibe alimentación y dotación.

“Es un niño delgado, de tez morena, corte de cabello bajo. Mientras no aparezcan los padres no puede regresar a su casa”, dijo Casiani.

Varios de los menores fueron encontrados en espacio público, otros en un establecimiento de comidas rápidas y uno más en un local de expendio de bebidas alcohólicas en la 84 con 47, donde inmediatamente se inició la actuación policiva con el propietario del establecimiento.

Casiani también sostuvo que la medida tuvo buena acogida entre la ciudadanía y que los jóvenes la conocían.

Compartir: