Presidente de ANDI se declara «perplejo» por declaraciones de Vargas Lleras sobre diálogos

Compartir:

El presidente de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), Luis Carlos Villegas, se declaró sorprendido y perplejo por los cuestionamientos de Germán Vargas Lleras a los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc en La Habana, en los que el ex ministro indicó que es inadmisible que las inversiones para los acueductos en el campo se hagan por acuerdos con la guerrilla en Cuba.

«Ésta es como la primera vez que sale el doctor Germán Vargas Lleras a decir una cosa sobre el proceso (de paz con las Farc) y no propiamente para apoyar. A mí eso me sorprendió, estoy perplejo», dijo Villegas, quien integra el equipo negociador del Gobierno en los diálogos.

Indicó que «una de las preguntas más frecuentes sobre el proceso de paz es sobre el tema agrario (…) y la respuesta es que ese programa agrícola en su integridad sólo puede hacerse seriamente mediante plazos de siete a diez años en cada programa con el fin del conflicto».

De igual forma sostuvo que de acuerdo a las experiencias recogidas, queda claro que sin el fin del conflicto no se podría hacer una política de acueducto rural que solucione el problema.

Límite de las negociaciones

El presidente de la ANDI aseguró que el país también debe tener claro que las negociaciones de paz que avanzan en Cuba no tienen un tiempo ilimitado, sino que se trata de conversaciones que están proyectadas para meses y no para años.

«Esta negociación es una oportunidad que se cierra. No es una ventana que esté permanentemente abierta y esa oportunidad tiene meses, no años, de ese tamaño la veo yo», dijo Villegas.

Apoyo de las Farc a protestas del Catatumbo, una contradicción

El presidente de la ANDI sostuvo igualmente que es una contradicción el ofrecimiento que le hicieron las Farc a los campesinos de la zona del Catatumbo para que cuenten con sus hombres y armas para mantener los desmanes públicos en esa región.

«Un motivo para pasar mala noche es el ofrecimiento que hicieron las Farc a los campesinos del Catatumbo, de sus armas y sus hombres. Para mí eso es una contradicción y me parece que amerita una reflexión grande porque estamos construyendo un futuro donde ese tipo de ofrecimientos no se dan», subrayó.

Sostuvo que la mezcla de política y protesta social no tiene nada que ver con las armas y por el contrario sólo terminan generando preocupación en momentos en que se trabaja para ponerle fin al conflicto.

Fuente RCN radio

Compartir: