Desfile de Independencia rinde homenaje a los veteranos de guerra

Compartir:

El tradicional desfile conmemorativo del Día de la Independencia de Colombia, que este año se celebró en Bogotá, rindió homenaje a los veteranos que participaron en contiendas internacionales y estuvo acompañado de una exhibición aérea.
En el desfile participaron excombatientes del conflicto con Perú en 1932, de la guerra de Corea (1950-1953), de la crisis de Suez (1956) y del batallón que hizo parte de la fuerza de paz en Sinaí en 1979.
Los veteranos desfilaron con sus uniformes y lo hicieron a pie, en sillas de ruedas e incluso a bordo de vehículos de las Fuerzas Militares, dada la edad de los exmilitares, en ocasiones casi centenarios.
También los militares y policías en retiro que han librado el largo conflicto armado interno colombiano durante casi medio siglo marcharon entre las calles 26 y 80, saludaron al presidente Juan Manuel Santos y a su familia y al gabinete de ministros, quienes ocupaban el palco principal.
Les siguieron los integrantes de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional heridos o lesionados en combate, muchos de ellos mutilados por las minas antipersonal sembradas por las guerrillas en las regiones de conflicto.
En pleno desfile, Santos y su esposa, María Clemencia Rodríguez, rompieron el protocolo al acercarse a su hijo menor, Esteban, quien formaba como lancero, un cuerpo de élite en el que se graduó el año pasado.
Al tiempo, unas 117 aeronaves de ala fija y rotatoria pasaron revista aérea y surcaron los cielos bogotanos.
Helicópteros Black Hawk surcaron el cielo bogotano en una demostración de operaciones de rescate de personal, con militares colgando y portando banderas colombianas, junto con aviones Boeing 767, Boeing 727, T-37, A-37, Cessna 560, Súper Tucanos, Ov10 y Hércules, en una demostración de la dotación de equipos.
Los participantes en el desfile ascendieron a unos 12.000 hombres y mujeres, entre los que también hubo miembros de las escuelas de formación, de grupos antiexplosivos y antinarcóticos, de búsqueda y rescate y de paracaidistas.
El presidente encabezó el desfile después de dar apertura a las fiestas de conmemoración del 203 aniversario de la Independencia de Colombia de la corona española con un tedeum en la Catedral Primada de Bogotá oficiado por el obispo castrense, monseñor Fabio Suescún.
En esta ceremonia de alabanza y agradecimiento a Dios, las lecturas y la homilía del obispo trataron sobre la paz en Colombia y llamaron a toda la ciudadanía a comprometerse con ese fin, en paralelo a las negociaciones entre el Gobierno y las Farc en La Habana.

Fuente El Espectador

Compartir: