EE.UU. ayudará a inspeccionar el barco norcoreano y la ONU evaluará el armamento

Compartir:

EE.UU. anunció hoy que prestará asistencia a Panamá para inspeccionar un barco norcoreano retenido por llevar a bordo armas cubanas no declaradas, mientras que las autoridades panameñas quieren que la ONU se encargue de evaluar el cargamento.

Las armas que llevaba el «Chong Chon Gang», que el Gobierno de Cuba ha reconocido que le pertenecen, estaban ocultas bajo 10.000 toneladas de azúcar, la única carga declarada por el mercante, que está retenido desde el lunes en el puerto panameño de Manzanillo.

El ministro de Seguridad de Panamá, José Raúl Mulino, afirmó hoy que toda mercancía que «no está consignada en un conocimiento de embarque o es contrabando o es ilícita», por lo que desestimó que la declaración cubana de que las armas son suyas y están obsoletas resuelva la situación.

«Nosotros no cambiamos de posición, el Gobierno de Panamá encontró este material bélico, serán los técnicos, será el Consejo de Seguridad (de la ONU) a través de su comisión de especialistas, la que emitirá su opinión y Panamá la acatará», dijo Mulino.

Por su parte, el portavoz de la ONU, Martin Nesirky, advirtió hoy que si se confirma que a bordo del buque norcoreano hay misiles, se habrá producido una violación de las resoluciones internacionales que prohíben a Corea del Norte exportar o importar armas y dijo que dependerá del comité de sanciones pronunciarse al respecto.

«El secretario general (Ban Ki-moon) está al tanto de lo ocurrido y depende del comité de sanciones sobre Corea del Norte del Consejo de Seguridad pronunciarse sobre el tema», dijo Nesirky.

Según una declaración divulgada a última hora del martes por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, el «Chong Chon Gang» transportaba «dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de ese tipo» de aeronave.

El Gobierno de Cuba precisó que el armamento a bordo del buque norcoreano tiene un volumen de 240 toneladas métricas, está en estado «obsoleto» e iba a ser «reparado» en Corea del Norte y luego «devuelto» a la isla.

Hasta el momento las autoridades de Corea del Norte no se han pronunciado sobre el caso, pero sí lo han hecho las de Seúl.

El Gobierno de Corea del Sur instó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU a intervenir «con rapidez» en caso de que se confirme que el barco interceptado en Panamá transportaba misiles a Corea del Norte.

Las resoluciones del Consejo de Seguridad, que castigan los recientes ensayos nucleares y de misiles de Corea del Norte, prohíben expresamente al país implicarse en actividades relacionadas con el comercio de armas.

Mientras, el Gobierno de Estados Unidos ha apoyado la decisión de Panamá de retener el barco y ha ofrecido su cooperación en el registro.

«Hemos recibido una petición de asistencia de las autoridades panameñas y estamos dispuestos a cooperar de la mejor forma posible», dijo hoy una portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Marie Harf, en una conferencia de prensa.

El Gobierno estadounidense ha informado además al cubano de que conversará «muy pronto con ellos sobre este barco», agregó la portavoz sin dar más detalles.

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU., Robert Menéndez, de origen cubano, pidió hoy al Gobierno de Barack Obama que presente el caso ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

«Además de posibles violaciones de la ley panameña, el embarque es casi seguro que violó las sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre los envíos de armas a Corea del Norte», dijo Menéndez en un comunicado.

En Manzanillo, a la entrada del Canal de Panamá por el Caribe, las autoridades panameñas continuaban este miércoles sacando los miles de sacos de azúcar del mercante, construido en 1979 en Nampo (Corea del Norte), una tarea que puede durar entre ocho y diez días.

«Puedo anunciarles que hoy (miércoles) sacan los dos primeros contenedores al patio del (puerto privado de) Manzanillo», en la costa Caribe panameño, «y empezamos (la búsqueda) en las otras tres o cuatro bodegas (del barco) hasta encontrar el montón de armamento obsoleto entre comillas» que Cuba declara como suyo, dijo Mulino.

El ministro panameño se quejó de «la poca transparencia en el manejo del tema» por parte de Cuba.

Según Mulino, el sábado, antes del hallazgo de las primeras armas, «el vicecanciller de Cuba le pidió» al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, «que liberaran el buque», sin aclarar que llevaba una carga no declarada perteneciente a la isla.

Los miembros de la tripulación del mercante norcoreano se encuentran detenidos en la antigua base aeronaval estadounidense de Sherman, y en las próximas horas serán sometidos a interrogatorios indagatorios por parte de las autoridades panameñas.

El hallazgo de las armas fue hecho por agentes del Servicio Nacional Aeronaval (Senan) de Panamá durante una revisión en busca de drogas.

Fuente EFE

Compartir: