Política del avestruz en materia de derechos humanos no le hace bien a proceso de paz, Clara López

Compartir:

BOGOTA, 17 de Julio ¬_RAM_ Clara López Obregón, presidenta del Polo Democrático Alternativo, le envió una carta al primer mandatario Juan Manuel Santos en la que controvierte su afirmación en el sentido de que Colombia presenta un avance sustancial en derechos humanos y, en consecuencia, no se hace necesario prolongar la presencia en el país de la Oficina de Naciones Unidas en esta materia.
“Sostener que Colombia tiene un avance suficiente en materia de derechos humanos no pasa de ser un deseo que dista mucho de la realidad que viven quienes se atreven a disentir, reclamar tierras o demostrar su inconformidad política y social”, expresa en su misiva la dirigente del Polo Democrático en su misiva al Presidente de la República.

El texto de la carta es el siguiente:

Bogotá, 17 de julio de 2013.

Doctor
JUAN MANUEL SANTOS
Presidente de la República
Ciudad.

Apreciado señor Presidente:
Quienes militamos en las filas de la oposición a su Gobierno, hemos registrado con gran preocupación sus palabras del día anterior en las que expresa que no considera necesaria la presencia en Colombia de la Oficina de las Naciones Unidas para la Defensa de los Derechos Humanos y su anuncio de revisar si “realmente vale la pena prolongar el mandato porque Colombia ha avanzado lo suficiente.”
Sostener que Colombia tiene un avance suficiente en materia de derechos humanos no pasa de ser un deseo que dista mucho de la realidad que viven quienes se atreven a disentir, reclamar tierras o demostrar su inconformidad política y social. Existen amplios territorios, incluidos sectores de las grandes ciudades, donde el imperio de la ley no penetra y la justicia es apenas un sustantivo sin contenido.
La persistencia del conflicto interno, el asesinato de decenas de campesinos que reclaman sus tierras despojadas, las amenazas y asesinatos contra sindicalistas, defensores de derechos humanos y dirigentes políticos de la oposición y la crudeza de la confrontación en las protestas sociales, con cuatro víctimas mortales como en el caso del Catatumbo, contradicen las afirmaciones presidenciales. Su anuncio del posible retiro del representante de derechos humanos de la ONU se percibe más bien como una retaliación por las críticas que el comisionado hizo sobre el exceso del uso de fuerza por parte de los uniformados en el Catatumbo.
La política del avestruz en materia de derechos humanos no le hace bien, ni al proceso de restitución de tierras ni al proceso de paz que requiere más que nunca la observación por parte de la voz neutral de la comunidad internacional que representan Naciones Unidas.
Por ello, hacemos un llamado para que en su reunión de mañana con la Alta Comisionada Navi Pilay, reafirme el mandato de su oficina en Colombia, no por “un muy corto tiempo” como afirmó en el día de ayer, sino por el tiempo que sea necesario para dar garantías de la vigencia real de los derechos humanos de todos y todas y en especial de quienes los promueven y defienden.

Atentamente,
CLARA LÓPEZ OBREGÓN
Presidenta Polo Democrático Alternativo

Compartir: