Ternada para cargo de auditor podría estar impedida

Compartir:

El presidente de la Red de Veedurías, Pablo Bustos, cuestionó a la aspirante a ocupar el cargo de Auditor General de la República, Luz Jimena Duque.

Busto reveló que Luz Jimena Duque Botero «no le ha comentado al país que (…) suscribió un documento en representación de la Contraloría, este como muestra de muchos contratos que la misma hizo en función de representación de la Contraloría General con muchas personas y servidores públicos, lo que quiere decir que la aspirante Luz Jimena Duque Botero habrái sido funcionaria inclusive en el 2011».

Explicó que de llegar al cargo «tendría que vigilar su propia gestión, sus propios contratos y la de su propia jefe o nominadora que es la Contralora General de la República».

«La auditora se encarga de vigilar las contralorías del país pero la más importante de ellas es la contralora general» precisó Bustos.

Agrega que esto sería poco profesional ya que ella se habría desempeñado como funcionaria de la Contraloria, y dado el caso fuera escogida como nueva auditora «tendría que vigilar los contratos de arrendamiento, la cuestionada nomina paralela o las vinculaciones amañadas o inexplicables de esa abundante nomina que maneja la Contraloría casi a dedo y entonces desnaturaliza la función de la Auditoría».

«Parece ser que en la hoja de vida no habría mencionado el tiempo exacto en el cual se habría desempeñado ni el alcance de sus funciones, razón por lo cual cualquiera de esos contratos que tuviera que vigilar como auditora tendría que declararse impedida, luego la mayor parte del tiempo tendría que desempeñar las funciones de la auditora otras personas enredando y enervando esa gestión, los resultados de la misma y por lo tanto desnaturalizando el cargo y la función de auditora general de la república» agregó Bustos.

Pablo Bustos además señaló que «encuentra uno que hay intereses tan cercanos que no parecen ser solamente coincidencias, que en cualquier caso va a beneficiar de manera directa la designación de la candidata Luz Jimena Duque a la contralora, está bien que fuera ante otra Entidad pero cuando se trata del centro de su actividad lo que muestra o deja entrever es el deseo de una entidad capturar a otra, de la contraloría incidir en las decisiones de su propia entidad vigilante».

Finalmente señaló que la Corte Suprema de Justicia no hizo bien la tarea, al elegir a los ternados quienes adelantan dos de ellos investigaciones en la Procuraduría General «la ha hecho muy mal y una vez muestra adionalmente que le ha fallado al país integrando una terna con personas cuestionada y que en ultimas podrían terminar fungiendo o sirviendo a los intereses del vigilado».

«La presidenta de la Corte no podía pasársela viajando, había que hacer otroas tareas. No era solamente tener su despacho al dóa como ha mencioando, es justamente revisar y escrutar las hojas de vida y cumplir las funciones nominadoras que además deberían separarse y deberían ser reformadas y modificarse para que la corte se apartara de esa tarea» puntualizó.

Compartir: