Optimismo luego de la reunión entre el Vicepresidente y Campesinos del Catatumbo

Tibú, 13 de Julio ¬_RAM_ Este domingo continuarán los diálogos entre los líderes campesinos de la región del Catatumbo y el Gobierno Nacional, cuyo representante es el Vicepresidente Angelino Garzón.
El funcionario indicó que, pese a que no se llegó a un acuerdo para levantar las protestas, que se han prolongado en la zona por más de un mes, el diálogo con los campesinos fue «franco y propositivo» y durante la reunión no hubo temas vetados.
Garzón indicó que los campesinos trasladarán un acta de la reunión a sus comunidades, con el fin de analizar las propuestas consignadas en ella y que la reunión continuará el domingo a las 9:00 a.m., en Tibú. Igualmente, afirmó que lo ocurrido durante el encuentro será expuesto al presidente Juan Manuel Santos, para analizar las posibles soluciones.
El Vicepresidente, quien llegó este sábado acompañado en su comitiva por dos representantes de la ONU, hizo al inicio de la reunión un llamado a la calma tras los fuertes enfrentamientos que se presentaron el viernes entre campesinos y la Fuerza Pública.
Garzón reiteró que con hechos violentos no se podrá llegar a un diálogo y mucho menos a las soluciones que quiere la comunidad, por lo que llega dispuesto a escuchar cada una de las propuestas presentadas por los campesinos.
Angelino Garzón dijo que lo primordial es evitar nuevos hechos violentos, y buscar un consenso que permita salir de este paro campesino que completa ya 33 días. Se acordó que se harán consultas sobre lo avanzado hoy sábado para seguir con la negociación.
Personas que estuvieron en la reunión de este sábado, que se prolongó por más de ocho horas, destacaron el optimismo entre las partes.
Angelino Garzón calificó la reunión que de “muy positiva” y dijo que hubo un buen ambiente, de reconocimiento recíproco y de voluntad para encontrar solución a los problemas.
Mañana continuarán las conversaciones entre el vicepresidente Angelino Garzón con los líderes de la protesta campesina del Catatumbo; en este segundo encuentro, cada una de las partes presentará los resultados de unas consultas que deberán ser realizadas este sábado.
El alto funcionario, dijo que durante la reunión se estableció un diálogo franco y abierto entre los voceros del paro y el Gobierno Nacional.
A las 9 de mañana del domingo, iniciará la reunión en la que se espera generar anuncios importantes, que permitan dar solución a la protesta en la región.
Este diálogo es el primer paso de su participación en la solución al paro en la región, que lleva 33 días.
Garzón llegó a Tibú acompañado de Todd Howland, representante en Colombia de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los derechos humanos.
Antes de iniciar su diálogo dijo, que de acuerdo a la orientación del presidente, Juan Manuel Santos, participará como garante en el proceso de acercamiento entre las partes; así mismo, hizo un llamado a la calma frente a los hechos de violencia registrados en la zona durante los últimos días.
“Vine a escuchar sin ningún tipo de prevención, porque los campesinos tienen el derecho de plantear sus temas y el Gobierno el deber de escucharlos, para analizar cada una de sus propuestas; lo más importante, es que todos podamos contribuir a disminuir los niveles de violencia en la zona, creando espacios de confianza con base en el respeto y la dignidad”, precisó el vicepresidente.
Recalcó que no se quiere empezar de cero en la mesa de diálogo, sino reiniciar teniendo en cuenta, lo que los voceros campesinos y las comisiones de alto nivel adelantaron en las concertaciones del pasado, que se han roto en al menos dos ocasiones.
“Estoy dispuesto a dedicarle todo el tiempo que sea posible para que se pueda avanzar en la construcción de acuerdos; un acuerdo le conviene a los campesinos del Catatumbo, al Gobierno Nacional y al pueblo de Colombia”, precisó el funcionario.
Angelino Garzón dijo que lo primordial es evitar nuevos hechos violentos, y buscar un consenso que permita salir de este paro campesino que completa ya 33 días.
“Queremos tener en cuenta lo que ya los voceros campesinos y del Gobierno nacional adelantaron en los pasados diálogos, como vicepresidente de la República y de acuerdo a la orientación del presidente Juan Manuel Santos quiero ser garante del respeto recíproco, que creemos confianza recíproca, que todos podamos contribuir a disminuir la violencia y a consolidar espacios de confianza” afirmó el vicepresidente.
Por su parte Eugenio Guerrero uno de los líderes campesinos ratificó su deseo de dialogar, pero que seguirán buscando que se cree la reserva campesina.
“Respetamos lo que diga el vicepresidente pero también tenemos que respetar las decisiones soberanas de los catatumberos” dijo Guerrero.
El gobernador de Norte de Santander Edgar Díaz, le pidió a las dos partes ceder en sus peticiones para poder solucionar esta crisis retornando a la normalidad, y superando el desabastecimiento en insumos, medicinas y alimentos.
“Ya por lo menos están las propuestas puestas sobre la mesa de las dos partes, y esperamos que se logre avanzar teniendo voluntad los manifestantes y el Gobierno nacional” expreso el gobernador.
El obispo de Tibú monseñor Omar Alberto Sánchez dijo que la Iglesia Católica seguirá respaldando el proceso.
“Continuar con esta perspectiva que seguiremos dialogando los que estamos en la región, los campesinos siguen en la actitud de diálogo, y el Gobierno nacional personalmente creo hará todos los esfuerzos para que este nuevo diálogo no se rompa” afirmó el jerarca de la iglesia.
Garzón anunció que estará hoy sábado y mañana domingo en el municipio, partiendo el lunes hacia Bogotá para practicarse unos exámenes médicos; el martes cumplirá una cita de agenda en Cali y retornará el día miércoles a Tibú.

Compartir: