Vicepresidente Angelino Garzón llega al Catatumbo para asumir negociación

El vicepresidente Angelino Garzón ya está en la región del Catatumbo para iniciar su mediación con los líderes campesinos. En su primer anuncio, hizo un llamado a la calma tras los fuertes enfrentamientos que se presentaron ayer entre campesinos y autoridades.

El vicepresidente, está acompañado en su comitiva por dos representantes de la ONU.

Dejó claro que llegó a la zona para escuchar cada una de las propuestas presentadas por lo manifestantes. También reiteró que con hechos violentos no se podrá llegar a un diálogo y mucho menos a las soluciones que quiere la comunidad.

Los manifestantes que desde el medio día se enfrentan con miembros del Esmad en Tibú, prendieron fuego a la sede de Corponor en este municipio del Catatumbo. Este hecho, se suma a los desórdenes que se vienen presentando en el sector La Uno, a kilómetro y medio del casco urbano de Tibú, desde las 8:30 de la mañana.

Garzón reiteró su voluntad de desplazarse a la zona cuantas veces sea posible para fungir como mediador entre los campesinos y el Gobierno Nacional.

“El presidente tomó la decisión de enviarme allí para contribuir como garante al proceso de negociación entre los dos sectores. Quiero destacar este gesto del Presidente. Mi principal función es que nos escuchemos recíprocamente, que el gobierno continúe escuchando a los campesinos y que los campesinos escuchen al Gobierno”, dijo.

Garzón destacó que es injusto que la población de Tibú se vea afectada por los bloqueos y agregó que contribuirá para que se ponga fin al cierre de las vías. “No creo que sea justo para los campesinos de la zona la obstrucción de las vías”.

El Vicepresidente anunció que se reunirá a las 11:00 de la mañana con los voceros de los campesinos para que se reinicien los diálogos entre el Gobierno y los campesinos. “Le propuse a César Jerez que iniciáramos un diálogo entre la policía y los campesinos para distensionar esta situación. Me duele que esta sea una pelea entre pobres”.

“Nos están atacando con explosivos que no los construyen los campesinos”: general Yesid Vásquez

El Comandante de la Regional N° 5 entregó un balance de lo sucedido durante el día con las nuevas protestas en El Catatumbo. Dijo que lo pasó hoy en Tibú fue una provocación para la reacción de la Fuerza Pública.

“Es una provocación al personal, nos han herido dos policías con elementos especialmente con explosivos, pólvora y metralla, que no los construyen los campesinos, siempre lo hemos manifestado que están detrás las Farc y el Eln. Ellos están instruyendo a estos jóvenes que están actuando” indicó.

Lamentó el incendio que se presentó en las oficinas de Corponor, lugar que había sido utilizado para las mesas de negociación.

Así mismo, el General aseguró que muchos de los verdaderos campesinos ya están cansados y quieren devolverse a sus finca, “no los han dejado porque algunos han sido amenazados, otros han sido obligados a regresar, esa es la verdad”.

Ardió Corponor

Las instalaciones de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), en la zona rural de Tibú, fueron incendiadas por los manifestantes durante los enfrentamientos con la fuerza pública en el sector La Uno, donde se encuentra localizado uno de los bloqueos de la carretera que conduce a Cúcuta.

El fuego estalló al ser lanzadas bombas incendiarias elaboradas con botellas llenas de gasolina, por parte de un grupo de participantes en el paro campesino que hoy completa 33 días.

El ataque se produjo luego de que varias personas le dijeran al celador que se fuera del lugar o no respondían por él.

Las llamas consumieron el auditorio, la sala técnica donde laboraba la mayoría de funcionarios de la corporación en el municipio petrolero y la oficina del director territorial.

“Con gran incertidumbre y tristeza lamentamos los actos en contra de un patrimonio de la sociedad del Catatumbo y respaldamos a los funcionarios de la entidad que se encuentran afrontando con entereza esta situación de violencia y vulnerabilidad, a partir de los desórdenes y enfrentamientos ajenos al trabajo permanente en pro de la conservación de los recursos naturales en la zona del Catatumbo”, se lee en la página web de Corponor.

El director de la entidad ambiental, Luis Lizcano Contreras, dijo que “Corponor ha trabajado siempre de la mano de las comunidades y en todos los procesos se ha mantenido permanentemente en el Catatumbo con todas sus dificultades, como una evidencia de nuestro compromiso ambiental con el desarrollo sostenible de la región”.

Enfrentamientos durante el día

Las primeras versiones afirman que los campesinos intentaron dirigirse a Tibú y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) no se lo permitió, lo que generó malestar entre los manifestantes que lanzaron botellas con gasolina y piedras.

Miembros de la policía respondieron al ataque con gases lacrimógenos y balas de goma. A esta hora llegan más refuerzos del Esmad al lugar.

La población informó a las autoridades que encontraron un costal con papas bomba. Y metros más adelante, en el mismo lugar donde se están dando los enfrentamientos, encontraron una canasta con botellas llenas de gasolina que iban a ser explotadas en contra de las autoridades. Los artefactos fueron detonados controladamente.

Como en el sector hay viviendas, habían niños que se encontraban solos porque sus padres estaban trabajando. Entonces en medio de los disturbios salieron corriendo de un lado a otro, tratando de esquivar las piedras y evitar el efecto de los gases lacrimógenos que no los dejaban respirar ni ver bien. Tiempo después, una mujer al parecer conocida de los padres de los menores, se los llevó en motocicletas.

Este hecho se registra en el día 32 de la protesta campesina en el Catatumbo, que vive momentos de zozobra como consecuencia del rompimiento de los diálogos entre el Gobierno y los labriegos que exigen reivindicaciones sociales y económicas, entre ellas la declaratoria de la zona de reserva campesina.

Compartir: