Taxistas protestan por nuevo crimen en atraco; dicen que “como no somos de la DEA” no les paran bolas

Una nueva protesta realizó entre anoche y esta madrugada un grupo de taxistas en la capital de la república, tras el asesinato de otro colega en desarrollo de un atraco, en hechos ocurridos en el sur de la ciudad.
Los conductores realizaron una operación tortuga y bloquearon intermitentemente algunas vías principales, entre ellas la Avenida Boyacá y la Avenida 68, al avanzar lentamente lanzando consignas contra la inseguridad y la falta de acción de la policía.
Precisamente una de las consignas que destacaron en la jornada fue que “como no somos de la DEA no nos paran bolas”, en referencia a la forma relámpago como fue resuelto el caso del agente de la agencia antidrogas de los Estados Unidos muerto en desarrollo de un “paseo millonario” al norte de la capital.
La protesta se realizó por el asesinato del taxista Camilo Andrés Valanta Ramírez, cuyo cuerpo fue encontrado en la Avenida a Villavicencio.
Valanta Ramirez tenía 20 años de edad y apenas este día se había iniciado en el oficio de conductor de taxi.
El joven fue muerto de un disparo en la cabeza y tras ser lanzado a orilla de la avenida, los delincuentes se llevaron el taxi, que fue encontrado a 8 cuadras del sitio en el que apareció su cadáver.

Compartir: