Transmilenio “no tiene explicación técnica” del accidente de uno de sus buses

El sistema Transmilenio no tiene “ninguna explicación” sobre el accidente de este miércoles al mediodía en el sector de Chuniza, al sur de Bogotá, y que dejó tres personas muertas y diez heridas, dos de ellas que permanecen con pronóstico reservado.

De acuerdo con Juan Carlos Melo, director Técnico del parque automotor del sistema masivo Transmilenio, el bus accidentado y que generó la tragedia estaba funcionado “perfectamente” pues hacía pocos se le había efectuado la correspondiente revisión técnico.-mecánica, la cual está certificada.

“El bus tenía todos los controles y revisiones por parte de Transmilenio. El vehículo arrancó bien, operó bien y cumplía con todas las normas técnicas y mecánmicas, por eso consideramos que es un hecho infortunado y aislado”, señaló en Blu Radio.

Melo agregó que no tiene una explicación para que hayan fallado los tres sistemas de frenos del automotor y descartó que exista algún indicio de que el conductor hubiera estado conduciendo en estado de embriaguez, bajo efecto de alucinógenos o trasnochado.

“Sucedió algo fortuito y fue en un momento desafortunado porque justamente fallaron los frenos al iniciar una pendiente”, aseguró.

El director Técnico de buses del sistema Transmilenio, no obstante, reconoció que el vehículo del Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp) se desvió de la ruta, al parecer producto de la misma falla técnica que originó el accidente.

“En el momento del accidente, ese vehículo no debía estar por esa calle. Tenía que desviarse 800 metros más arriba hacia otra calle. Pero cuando el conductor tiene ese problema (técnico) continúa por esa calle, ya no pudo desviarse. Esa es una calle muy pendiente, por eso el vehículo se impulsa y toma esa gran velocidad”, explicó Melo.

Y agregó que los buses del Sitp deben circular a no más de 30 kilómetros por hora, pero en este caso el vehículo alcanzó “una gran velocidad” porque perdió los frenos justo en una calle en bajada. Es un infortunado hecho.

“Fue un hecho desafortunado”, concluyó el funcionario.

A esta hora, en distintos centros asistenciales de la capital del país se recuperan las diez personas que resultaron lesionadas, ocho de las cuales serán dadas de alta en las próximas horas.

Solo dos de ellas presentan pronóstico reservado y tienen un cuadro clínico muy delicado debido a múltiples fracturas y traumas, dijo un vocero oficial.

Compartir: