«Hay dos inamovibles en el proceso del Catatumbo»: Luis Eduardo Garzón

El Alto Consejero para el Diálogo Social y la Movilización Ciudadana, Luis Eduardo Garzón, aseguró que en la negociación con los campesinos del Catatumbo hay dos inamovibles, el primero de ellos es la zona de reserva campesina, tema que el Gobierno no quiere negociar pues ese es un tema de La Habana, Cuba, y el segundo es la erradicación manual de cultivos.

“Hay inamovibles como el tema de la zona de reserva campesina que por vida jurídica le faltan procesos y por la vía política hay referentes como la negociación en la Habana, Cuba. Estamos dispuestos a exponerles el plan Catatumbo para solucionar la situación. Por otro lado, está el tema de la erradicación manual de cultivos ilícitos y la minería ilegal”, dijo Garzón.

Según el alto funcionario no se puede crear expectativa frente a la solución de la situación en un tiempo corto, “ellos deben ser conscientes de que hay inamovibles. Pero, “estoy convencido de que esto por la fuerza no se resuelve esta situación, creo en el carácter pacífico de los campesinos y la policía”.

Garzón dijo que si esta discusión, sobre las zonas de reserva campesina, se hubiera dado hace siete meses, no tendría dificultad alguna, “como quiera que a eso el mismo Estado le ha invertido 1.046 millones de pesos; el mismo Estado ha establecido varias zonas, pero hoy cuando se discutió esto en La Habana y no hubo un acuerdo al respecto entiendo que correría un riesgo porque quitaría el peso de la mesa de negociación para terminar regionalizando”.

Y agregó: “No estoy judicializando a nadie, no puedo decir que estén o no con las Farc, lo que digo es que hay una coincidencia en la agenda que es muy preocupante”.

Según Garzón, hay plata e inversión en la zona, “el problema es cómo se administra, quién lo administra y con qué criterio”.

Por último, el funcionario respondió a las críticas hechas por la ONU el pasado miércoles. En ese sentido, dijo que esa institución está judicializando a la Fuerza Pública pues “este pronunciamiento por un lado desmoraliza a la Policía y por otro se vuelve un detonante para esa situación”.

Cabe recordar que el pasado miércoles el representante en Colombia de la Alta Comisionada para las Naciones Unidas, Todd Howland, denunció que ese organismo constató el uso de fusiles de alta velocidad para contrarrestar las protestas en esa región.

Fuente COLPRENSA

Compartir: