El país no soporta otro fracaso en búsqueda de la paz: Monseñor Salazar

Compartir:

El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Rubén Salazar, afirmó que ésta es la última oportunidad que tiene la guerrilla y el Gobierno para buscar la paz.

Monseñor Rubén Salazar aseguró que «el país no soporta otro fracaso en el campo de la negociación con la guerrilla (…) Me parece que el proceso va lento».

«Son tantos intentos frustrados de paz los que han generado desesperanza en el país y yo creo que se han dado unos cambios que pueden permitir el fin del conflicto armado. Yo creo que ese acuerdo se puede llevar con tranquilidad, pero con rapidez. Hay que acelerar el paso», afirmó el jerarca católico.

Monseñor sostuvo que «se trata de ponerse de acuerdo para ponerle fin al conflicto», y resaltó que «para nosotros los colombianos es fundamental porque cada minuto de esta guerra significa muerte, violencia y víctimas».

Con respecto al papel de la guerrilla en los diálogos de paz que se están llevando a cabo en La Habana, Cuba Monseñor agregó que «ellos (guerrilla) se han dado cuenta de la necesidad de acabar el conflicto de una manera digna y decente, todo el mundo sabe que las armas no son la salida y que la única opción es una negociación. Creo que la guerrilla está dispuesta a lograrlo, a pesar de las trabas, del discurso altisonante, que en últimas es una fachada».

En relación con la participación de la Iglesia en el proceso indicó que «yo creo que ha habido mucha palabra de la Iglesia católica en este proceso, hemos estado creando un clima favorable para las negociaciones y hemos tenido problemas por meternos tanto en esto proceso. La labor de la Iglesia es más honda, es atender a las víctimas y crear un clima de reconciliación y perdón con los afectados», precisó.

«Por eso cuando el papa Francisco dice que la iglesia tiene que intervenir en el proceso, él sabe lo que estamos haciendo, porque he conversado con él varias veces con respecto al tema de la paz en el país», dijo.

Crisis en el Catatumbo

Monseñor Salzara dijo igualmente que la presencia del obispo Ómar Sánchez en Tibú es fundamental para ayudar a buscar una solución a las protestas.

De la misma forma instó al Gobierno Nacional y a los campesinos, para que se resuelvan cuanto antes los bloqueos en el Norte de Santander.

«Si no se cede a ninguna petición del contendor en este conflicto, indudablemente no se va a lograr mucho. Las cosas no se alcanzan por la fuerza y la violencia. El llamamiento que nosotros hacemos es a que se sienten a negociar con un ánimo sereno y dispuesto para buscar un bien de todos, por encima de los bienes particulares. Lo que ay muchos Catatumbos, hay muchas zonas abandonadas donde la presencia del Estado es mínima, hay muchas zonas donde la gente vive en condiciones infrahumanas y donde la violencia se tomó la región. Yo sigo creyendo que mientras ese tipo de cosas no se puedan solucionar, no habrá paz en Colombia y Dios quiera que el Estado atienda estas situaciones», agregó.

Compartir: