Latinoamérica carga contra EEUU por su red de espionaje

Diversos gobiernos de Latinoamérica han cargado en los últimos días contra las autoridades estadounidenses tras las revelaciones del periódico brasileño ‘O Globo’ sobre las labores de Inteligencia que Washington realiza en todo el continente.

La Inteligencia estadounidense ha realizado labores de espionaje en gran parte de los países latinoamericanos, entre ellos Venezuela, Argentina, Colombia, Perú y Ecuador, según ha desvelado el diario ‘O Globo’, que cita informes confidenciales de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos filtrados por el extrabajador de la NSA Edward Snowden.

El Gobierno chileno ha sido el último en condenar las «prácticas de espionaje» y ha demandado «explicaciones» a Estados Unidos. «Chile no puede sino condenar firme y categóricamente las prácticas de espionaje, cualquiera sea su origen, naturaleza y objetivos», ha señalado el Ministerio de Exteriores chileno.

El Gobierno de Sebastián Piñera «procurará verificar la autenticidad de dichas informaciones, en cuyo caso se solicitarán las explicaciones que corresponda», añade el comunicado.

«El Gobierno de Chile rechaza cualquier vulneración de la privacidad de las redes de comunicación y continuará trabajando en los organismos internacionales competentes en favor del establecimiento de reglas claras de comportamiento de los Estados, para garantizar los derechos de los ciudadanos y preservar la soberanía de los países», asegura.

El presidente de Perú, Ollanta Huamala, ha indicado que las informaciones son preocupantes y que su Ejecutivo «está en contra de este tipo de actividades de espionaje». «Estaría bien que el Congreso de Perú investigase estas cuestiones acerca de la información de las personas», ha indicado el mandatario. «Debe cuidarse nuestra vida personal», ha añadido, según la prensa local.

La ministra para los Asuntos Penitenciarios de Venezuela, Iris Varela, ha indicado este miércoles que los «países y personas víctimas del espionaje ‘gringo’ deben demandar a Estados Unidos» y ha asegurado que con estos litigios se debe solicitar «una justa indemnización». «Vamos a quebrar la economía de Estados Unidos», ha asegurado.

«FRÍO POR LA ESPALDA»

Por su parte, la mandataria argentina, Cristina Fernández, ha indicado que cuando se enteró de que su país había sido objetivo de la NSA y la CIA, le sobrevino una sensación de «frío por la espalda», según ha informado el diario ‘Clarín’.

«Me corre frío por la espalda cuando fui a Bolivia y vi que un presidente hermano (Evo Morales) había sido detenido durante 13 horas como si hubiera sido un ladrón», ha denunciado Fernández. «Me corre frío por la espalda cuando nos enteramos que nos están espiando a todos a través de sus servicios de informaciones», ha añadido.

Desde Colombia, el Gobierno de Juan Manuel Santos ha rechazado «los actos de espionaje violatorios del derecho a la intimidad de las personas, y de las convenciones internacionales en materia de telecomunicaciones» y ha anunciado que «solicitará al Gobierno de Estados Unidos de América, por intermedio de su embajador en Colombia, las explicaciones que correspondan».

‘O Globo’ comenzó el domingo a desvelar algunas informaciones sobre el trabajo de la NSA y de la Agencia Central de Información (CIA) de Estados Unidos en Latinoamérica, especialmente en Brasil, donde la Inteligencia norteamericana ostenta una de las 16 estaciones de la red de espionaje global diseñada por sus servicios secretos.

De acuerdo con el diario, los principales objetivos del espionaje a través del programa PRISM fueron Colombia, México y Brasil, pero también Venezuela, por su petróleo. Chile, Argentina, Perú, Paraguay, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y El Salvador figuran entre los países que habrían sido espiados «de forma constante, pero en menor intensidad», según ‘O Globo’, a través del software ‘Fairview’.

Compartir: