Bush defendió la reforma migratoria en EEUU

El ex presidente justificó su postura asegurando que “la actual legislación sobre migración no funciona. El sistema está roto”. Obama apeló a motivos económicos para aprobar el cambio.

En una ceremonia de reconocimiento de la ciudadanía a extranjeros en su biblioteca, el que fuera mandatario estadounidense entre 2001 y 2009 afirmó que «la actual legislación sobre migración no funciona. El sistema está roto».

El ex presidente ya había mostrado su parecer hace algunos días durante una entrevista al programa «This Week», de la cadena ABC.

“Creo que es muy importante el poder arreglar un sistema descompuesto, de tratar a las personas con respeto y tener confianza en nuestra capacidad de asimilar a las personas”, había dicho Bush.

El también ex gobernador de Texas no pudo aprobar una reforma migratoria cuando ocupó la Casa Blanca, un reto que su actual colega Barack Obama reconoce que es muy frustrante.

“Yo también me sentí frustrado de que no hayamos podido proclamar una reforma del seguro social, porque pensaba que el plan que presenté era razonable. Pero a veces se toma tiempo para que estos asuntos tan complicados se desarrollen. Y al parecer la reforma migratoria ahora tiene una oportunidad para ser proclamada”.

Por su parte, la Casa Blanca está tratando de poner la presión sobre los republicanos en la Cámara de Representantes para lograr la aprobación de la reforma, con el argumento de que una modernización del obsoleto sistema impulsaría la economía y reduciría el déficit.

Los principales asesores de Obama publicaron el miércoles un informe de 32 páginas en el que expusieron argumentos económicos -citando a referentes republicanos- sobre que la aprobación de las reformas hará crecer la economía en un 3,3% para el 2023, y reducir el déficit en casi 850.000 millones de dólares en 20 años.

La publicación del reporte de la Casa Blanca es parte de un cambio en la estrategia de Obama sobre la reforma inmigratoria, mientras planea jugar un papel más visible en el debate.

Compartir: