Familias que devenguen salario mínimo podrán tener casa propia

El nuevo programa de iniciación de viviendas del Ministerio de Vivienda ya cuenta con el marco legal definido para empezar su construcción.

El Gobierno Nacional expidió el decreto reglamentario del programa de Vivienda de Interés Prioritario para Ahorradores, casas que beneficiarán los hogares que devenguen entre 1 y 2 salarios mínimos.

“El 5 de julio firmamos el Decreto 1432 con el que arranca en firme el programa el pasado 15 de abril, dentro del Plan de Impulso para la Productividad y el Empleo (PIPE), dirigido a promover la adquisición de vivienda para familias de estratos 1 y 2 de todo el país, familias que podrán tener casa propia sin comprometer más del 30% de su ingreso, lo que significa que podrán atender la compra de su casa con una cuota de aproximadamente 180 mil pesos mensuales”, dijo el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao.

Se debe mencionar que ya el Gobierno había anunciado que invertiría $2,1 billones para la construcción de las 86.000 viviendas del salario mínimo.

Los hogares favorecidos que tengan ingresos de hasta 1,5 salarios mínimos recibirán un subsidio de hasta 25 salarios mínimos, algo como $14,7 millones, mientras que los que devenguen entre 1,5 y 2 salarios mínimos, un subsidio de hasta 22 salarios mínimos, equivalentes a $12,9.

Henao también dijo que “a esta ayuda hay que agregarle que las familias también recibirán el beneficio del subsidio a la tasa de interés, que equivale a 5 puntos de la tasa, lo que les permitirá pagar una cuota realmente baja por el crédito hipotecario que tienen que hacer para completar los recursos del valor de la vivienda, que no supera los 70 salarios mínimos, es decir, 41 millones de pesos”.

Compartir: