En libertad los dos coroneles implicados en el caso grafitero

BOGOTA, 04 de Julio ¬_RAM_ Al considerar que no se pudo inferir su coparticipación en la manipulación en la escena del crimen en la muerte del joven grafitero, Diego Felipe Becerra, la jueza 64 de garantías ordenó la libertad inmediata para el coronel Nelson de Jesús Arévalo.
En su extensa argumentación, la funcionaria judicial indicó que en la argumentación de la Fiscalía no se pudo evidenciar el hecho de que con su actuar el día de los hechos el entonces comandante de la estación de Policía de Suba buscará favorecer al patrullero Wilmer Antonio Alarcón.
En este sentido indicó que cuando llegó a la clínica Shaio –donde fue trasladado Becerra- así como cuando llegó al lugar de los hechos el área ya estaba acordonada por lo que la escena ya había salido manipulada con la ubicación de un arma de manera predeterminada para desviar la investigación y la realidad.
La funcionaria judicial indicó que el coronel se enteró de un cruce de disparos y la existencia de una pistola en el lugar de los hechos por las comunicaciones internas, en la que participaron los primeros respondientes y los patrulleros del sector.
Para la juez, al evaluar los argumentos de la Fiscalía, no es clara la información sobre la forma en cómo se consiguió el arma de fuego ni mucho menos la participación del coronel Arévalo en su consecución.
“No deja de ser una especulación”, indicó la administradora de justicia al manifestar que no se pudo comprobar la participación del oficial en estos hechos puesto que las versiones que lo involucran son contradictorias.
En este sentido indicó además que no se pudo evidenciar el pacto de silencio entre los uniformados que llegaron al lugar y realizaron el informe como primeros respondientes.

Compartir: