Mursi fue detenido y trasladado al Ministerio de Defensa de Egipto

El Cairo, 03 de julio – Agencias).- El depuesto presidente de Egipto, Mohamed Mursi, expulsado el miércoles por las Fuerzas Armadas, estuvo bajo custodia de las autoridades y trasladado posteriormente al ministerio de Defensa del mencionado país, dijeron el jueves un portavoz del movimiento islamista Hermanos Musulmanes y un funcionario de seguridad.

Ahmed Aref, portavoz de los Hermanos Musulmanes, dijo que tanto Mursi como Essam El-Haddad, un importante asesor, estaban detenidos pero no sabían donde. Un funcionario de seguridad dijo que ambos se encontraban en una instalación de inteligencia militar.

Más temprano, Mursi dijo que las medidas anunciadas por el jefe de las Fuerzas Armadas, Abdel Fatah al Sisi, son un “golpe” y que él continúa siendo el presidente de Egipto.

Mursi pidió a los altos mandos militares y a los soldados que cumplan con la Constitución y la ley y no respondan al “golpe” (de Estado).

Asimismo, les reclama “preservar el pacifismo, el servicio y evitar el derramamiento de sangre egipcia”.

En su página de Facebook, el islamista indicó que “todos afrontarán su responsabilidad ante Dios, el pueblo y la historia”, después de que las Fuerzas Armadas lo sustituyeran como presidente por el jefe del Tribunal Constitucional.

Asimismo, Mursi escribió a través de su cuenta en la red social Twitter que el anuncio de las Fuerzas Armadas es un “golpe de Estado completo”.

“Las medidas anunciadas por el jefe de las Fuerzas Armadas representan un auténtico golpe de Estado, rechazado categóricamente por todas las personas libres de nuestro país”, declaró.

En un discurso televisado a la nación, el jefe del Ejército, mariscal Abdel Fatah al Sisi, anunció que se ha decretado la suspensión temporal de la Constitución egipcia.

El presidente de la Corte Constitucional administrará la etapa interina y convocará elecciones presidenciales anticipadas, dentro de la hoja de ruta acordada por el Ejército con las fuerzas del país.

El presidente tendrá todo el poder para hacer declaraciones constitucionales y para designar a un jefe de Gobierno con prerrogativas, dijo Al Sisi.

Además, se formará un comité de expertos para enmendar la Constitución, según el plan trazado por Al Sisi, que estaba rodeado por líderes políticos además del jeque de la institución islámica de Al Azhar, Ahmed Tayeb, y el papa copto, Teodoro II.

En las últimas horas, Mursi se ha dirigido a los egipcios por las redes sociales para defender su legitimidad como presidente frente a lo que considera la opción “equivocada” de quienes piden su dimisión y la convocatoria de elecciones anticipadas.

Previamente, apuntó que la legitimidad “es la única garantía para la estabilidad y contra la violencia”, y reiteró su llamamiento a la formación de un gobierno de unidad nacional que organice elecciones legislativas.

El mandatario explicó que su propuesta está basada en la “legitimidad constitucional que construyeron juntos los egipcios” y que esta “responde a las demandas del pueblo”.

Asimismo, responsabilizó a la mayoría de las fuerzas de la oposición de boicotear en los últimos meses los intentos de diálogo lanzados desde la Presidencia.

En un mensaje a la nación televisado anoche, el presidente propuso un gobierno de unidad nacional y una reforma constitucional.

Compartir: