Nadie conoce el paradero del presidente Mursi

Sus colaboradores afirmaron a los medios internacionales que desconocen dónde está el mandatario de Egipto. El Ejército prohibió al islamista salir del país.
«No sabemos dónde está», declaró Gehad el Haddad, vocero de la agrupación islamista Hermanos Musulmanes y consejero de Mursi, a la CNN. «Se cortaron todos los contactos con él», aseguró Haddad.

En tanto, se desplegaron vehículos blindados y fuerzas especiales en los alrededores del palacio presidencial para evitar el contacto entre manifestantes opositores a Mursi y sus simpatizantes, que se encuentran reunidos en la mezquita Rabaa el Adaweya.

Funcionarios aeroportuarios confirmaron a la AFP que habían recibido órdenes de impedir que el presidente Mohamed Mursi, el líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, y el número dos de la cofradía, Jairat al Shater, salgan del país.

Algunas versiones no confirmadas oficialmente aseguran que las Fuerzas Armadas retienen actualmente al mandatario derrocado. A su vez, un comunicado del Servicio de Información Estatal que cita fuentes anónimas asegura que influyentes miembros de los Hermanos Musulmanes se encuentran bajo arresto domicialiario.

Un consejero del mandatario islamista ha dicho incluso que el país vive un «golpe de Estado».

En el momento en que expiraba el ultimátum de las Fuerzas Armadas, Mursi llamó a formar un «gobierno de coalición y de consenso», según la Presidencia.

El martes 2 de julio las FFAA dieron a conocer su plan: si el mandatario no llegaba a un acuerdo con los opositores, los militares suspenderían la Constitución, disolverían la legislatura y podrían en el poder al titular del Tribunal Supremo.

Compartir: