La ciudadanía de Tibú está secuestrada

Por Oscar Iván Zuluaga

La crisis del Catatumbo completa 23 días sin solución. Mi visita a Tibú tiene el propósito de escuchar a la ciudadanía y lograr que el país conozca de manera precisa la gravedad de los hechos.

1. Se requiere firmeza y autoridad para poner punto final a esta parálisis

2. Los derechos de los ciudadanos no pueden estar sometidos a la declaratoria de una zona de reserva campesina, la cual es una jugada de las Farc.

3. La ciudadanía de Tibú se siente secuestrada y hoy es víctima del paro forzado a la que ha sido sometida. En el municipio hay escasez de alimentos, carestía, las ambulancias tienen que superar cuatro retenes, se suspendieron más de 400 contratos de Ecopetrol en la zona, los pequeños cultivadores no pueden acceder al trabajo ni a la venta de sus productos, el comercio está paralizado, no hay actividad de transporte, las pérdidas económicas son gigantescas.

4. Hay un claro propósito de las Farc en la presión de la protesta, con el propósito de lograr lo que ha anunciado desde La Habana para lograr la declaratoria de la zona de reserva campesina del Catatumbo, lo que significa una grave amenaza para el país y representa además avanzar en el propósito de las Farc de imponer en Colombia el régimen chavista.

5. Se requiere reivindicar programas como el de Familias Guardabosques, que es una forma de avanzar en la erradicación y sustitución de los cultivos ilícitos. Durante nuestro Gobierno sólo en Tibú se llegaron a tener 416 familias beneficiadas. En todo Norte de Santander se beneficiaron 3 mil 128 en cinco municipios con una inversión de más de 28 mil millones de pesos. Los casos de pequeños cultivadores de palma y de cacao dan testimonio de ello.

6. Esta crisis no se superará sin la presencia directa del Presidente Juan Manuel Santos. La ciudadanía está desconcertada por el anuncio del Jefe de Estado de su visita a Suiza, mientras soportan su ausencia total en la región del Catatumbo.

Compartir: