Argentina pide que Unasur y UE analicen cuestión Malvinas e impulsen diálogo

BUENOS AIRES — Argentina propuso el miércoles que la Unión Europea y la Unasur analicen juntos el conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas que mantiene con Reino Unido, y que inviten a ambas partes a reiniciar el diálogo, según un comunicado de la cancillería.

«La Argentina propone que la Unión Europea (UE) junto con la Unasur (Unión de Naciones Sudamericanas) analicen la cuestión Malvinas e inviten a las partes a reiniciar las negociaciones convocadas en numerosas oportunidades, por la ONU y que Gran Bretaña ignora», indicó un comunicado de la cancillería.

El ministerio de Relaciones Exteriores emitió el parte luego de que Gran Bretaña urgió a la UE a expresar su «preocupación» por los intentos de Argentina de bloquear el comercio bilateral y convocó al encargado de negocios argentino.

La cancillería respondió que «Argentina se complace de que el Reino Unido haya, finalmente, recurrido a un foro para buscar una solución diplomática a la cuestión Malvinas».

La UE «va a iniciar los procedimientos diplomáticos apropiados con el fin de aclarar las preocupaciones comerciales legítimas», dijo a la AFP el portavoz de la Comisión Europea para el Comercio, John Clancy.

Según Argentina, el pedido del Reino Unido a la Unión Europea «también dará ocasión a los miembros de la UE a comprobar las violaciones de resoluciones de las Naciones Unidas por parte de Gran Bretaña debido a la explotación de recursos naturales en zonas en disputa de soberanía».

El gobierno de Cristina Kirchner volvió a criticar a Londres por «mostrar el desprecio por el máximo órgano (ONU) para la resolución pacífica de los conflictos entre naciones, poniendo en riesgo las instituciones de la gobernanza multilateral».

Argentina respondió así al llamamiento de Londres a la UE que busca aglutinar a los países europeos del mismo modo que Brasil, Uruguay y Chile se solidarizaron con su vecino al decidir en diciembre prohibir el acceso a sus puertos de los buques con pabellón de Malvinas, un archipiélago bajo dominación británica desde 1833 pero cuya soberanía reclama Argentina.

Londres llamó al encargado de negocios argentino en Gran Bretaña, Osvalo Mársico, para pedirle explicaciones por los recientes intentos de bloquear el comercio bilateral y por haber impedido a dos cruceros de bandera británica amarrar en Tierra del Fuego (sur).

Estas iniciativas se enmarcan en una nueva escalada verbal entre Argentina y el Reino Unido por Malvinas, a casi 30 años del conflicto bélico de 74 días que dejó 649 argentinos y 255 británicos muertos.  (Agencia)

Compartir: