Kofi Annan de nuevo en ONU, aunque para Siria

Naciones Unidas, 29 feb (PL) El ghanés Koffi Annan llegará hoy a Naciones Unidas, la organización que dirigió durante dos lustros, en su nueva condición de enviado especial conjunto de la ONU y la Liga Árabe (LA) para la crisis en Siria.

Según un anuncio oficial, Annan conversará aquí sobre ese conflicto con el actual secretario general de la organización mundial y su sucesor en esa alta responsabilidad en 2006, Ban Ki-moon, y con los miembros del Consejo de Seguridad.

El emisario escuchará las opiniones que tienen los integrantes de ese órgano de Naciones Unidas para resolver el conflicto en Siria, agregó la fuente.

A principios de febrero, el Consejo de Seguridad fue escenario de un fracasado intento de las potencias occidentales y de un grupo de Estados árabes que pretendían lograr el aval de ese cuerpo para sacar del poder al presidente sirio, Bashar al-Assad.

La maniobra fue impedida por un doble veto impuesto por Rusia y China en su calidad de miembros permanentes de la instancia.

Dos semanas después, la Asamblea General aprobó una resolución que responsabilizó sólo al gobierno sirio por la crisis y sus consecuencias y respaldó un plan elaborado por la Liga Árabe sobre el problema.

A partir de esas acciones, Ban Ki-moon y el secretario general de la LA decidieron el pasado jueves en Londres la designación de Annan como enviado especial de ambas organizaciones para Siria.

Entre los objetivos trazados para el flamante emisario están el fin de «toda la violencia y las violaciones de los derechos humanos» en ese país y la búsqueda de una solución pacífica a la crisis.

Para eso, Annan sostendrá «amplias consultas con todos los interlocutores relevantes dentro y fuera de Siria con el propósito de terminar la violencia y la crisis humanitaria», de acuerdo con el comunicado que anunció su nombramiento.

El político ghanés, con 74 años de edad en la actualidad, ocupó la secretaría general de la ONU durante dos mandatos consecutivos (1997-2001 y 2002-2006) y en 2001 recibió el Premio Nobel de la Paz.

Su designación como enviado para Siria fue saludada por las cancillerías de Rusia y China, cuyos gobiernos expresaron su disposición a colaborar para un arreglo de la crisis.

Hace dos días, Annan se reunió en Ginebra con el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Ali-Akbar Salehi, quien abogó por ayudar al presidente Al-Assad a aplicar su plan de reformas dirigido a resolver la crisis.

En esa ciudad suiza, el exsecretario general de la ONU también conversó con especialistas de la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay, una implacable crítica del gobierno de Damasco.

De acuerdo con fuentes diplomáticas en la ONU, una de las principales acciones de Annan en su nueva misión estará dirigida a lograr el acceso de ayuda humanitaria a territorio sirio para los afectados por el conflicto.

La semana pasada, Ban Ki-moon instruyó a su subsecretaria general para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, para que se traslade a Siria a evaluar sobre la situación sobre el terreno, viaje que depende de la autorización del gobierno de ese país.

Compartir: