Se perdieron $546 mil millones por inadecuada gestión de Hacienda

BOGOTÁ, 28 de febrero_ RAM_.... Una auditoría realizada el año pasado por la Contraloría Distrital dejó en evidencia un presunto detrimento patrimonial por más de 546 mil millones de pesos debido a la “inadecuada gestión” de la Dirección de Impuestos de Bogotá. Según el ente de control, esa suma de dinero corresponde a cobros que prescribieron como consecuencia de un beneficio del 50% de descuento que otorgó la Secretaría de Hacienda a los contribuyentes morosos.

El 23 de febrero de 2011 la Secretaría de Hacienda estableció como estímulo tributario la reducción del 50% del total de los intereses moratorios y las sanciones de impuestos vigentes en 2008 y años anteriores para los que pagaran las deudas antes del 29 de junio de 2011.

“Habiendo terminado el 29 de junio de 2011 el beneficio tributario, y vencido el último plazo para pago sin sanción del impuesto predial (1 de julio de 2001) y de vehículos (17 de junio 2011), la Contraloría de Bogotá advierte que la cartera de los contribuyentes que se encuentran en mora en el pago de los tributos distritales ascendió en julio 15 de 2011 a más de $2 billones, de los cuales el 27%, es decir $541.015 millones, corresponden a cartera de obligaciones de las cuales prescribió la acción de cobro y por lo tanto se constituye en cartera no cobrable, lo que deriva en un presunto daño al patrimonio público”, dice el informe de auditoría.

De acuerdo a la Contraloría, por la «gestión inadecuada de la Dirección de Impuestos de Bogotá» han prescrito $301.794 millones del impuesto predial; $161.903 millones del impuesto de industria y comercio; $50.890 millones del impuesto de vehículos automotores; $22.708 millones del impuesto de reteica; $2.182 millones del impuesto de delineación urbana; y $1.538 millones del impuesto de azar y espectáculos.

Durante el periodo 2001 a junio de 2011, la Dirección de Impuestos de Bogotá emitió actos administrativos por prescripción de impuestos predial, vehículos, ica, azar, delineación urbana, consumo cerveza, cigarrillo y lotería por valor de $10.161.886.330, “cifra que no forma parte del saldo de cartera que se presenta con corte a julio 15 de 2011, de los cuales en auditorías de las vigencias 2009 y 2010 se reportaron en su oportunidad a la dirección de responsabilidad fiscal, y en esta auditoría se reportan como hallazgo fiscal la suma de $5.485.283.179”.

El organismo de control reportó tres hallazgos administrativos, el primero en la cuantía de $541.015 millones de impuestos que se revelan en los estados contables de la Secretaría de Hacienda como cartera cobrable “cuando en realidad no representan derechos ciertos de cobro por cuanto han desaparecido por causas legales diferentes al pago (…) en la contabilidad pública hay cerca de un billón de pesos que aparecen como deudas cobrables, cuando en realidad corresponden a obligaciones que perdieron su fuerza ejecutoria, caducaron o prescribieron”.

El segundo hallazgo fiscal en la cuantía de $5.485 millones se origina en las prescripciones decretadas y retiradas de la cartera.

Finalmente, la Contraloría asegura que el sistema de información tributaria de la Secretaría de Hacienda presenta debilidades en la ejecución del proceso de cobro de las obligaciones tributarias.

 

Compartir: