«Es inconcebible la demora en las peticiones de libertad de internos que ya cumplieron su pena»: Ministra de Justicia

Compartir:

BOGOTA, 15 de Mayo ¬_RAM_. Durante el debate de control político sobre la situación carcelaria, la Ministra de Justicia y del Derecho, Ruth Stella Correa, explicó a los representantes de la Comisión Segunda y a internos de once establecimientos penitenciarios del país, todas las medidas que el Gobierno Nacional está implementando para darles respuesta a las necesidades del sistema carcelario. Destacó entre ellas la necesidad de un sistema judicial más expedito y respetuoso de los derechos de los internos. Me he reunido de manera insistente con el Consejo Superior de la Judicatura en el transcurso de este año para que nos preste apoyo judicial porque es evidente la necesidad de contar con nuevos jueces de ejecución de penas que de manera racional puedan definir las peticiones de libertad que presentan las personas privadas de la libertad», aseguró. Y agregó: “La mora en la administración de justicia es muy grave pero la demora en resolver las peticiones de libertad es inconcebible y no puede admitirse. En esto he insistido”.
La Ministra Correa destacó que hace dos semanas fueron nombrados 17 jueces de ejecución de penas, algunos de ellos destinados a despachar directamente desde los centros de reclusión. Asimismo, informó que este año ingenieros militares construirán 4.000 cupos en las colonias penitenciarias, gracias a una alianza con el Ministerio de Defensa.
«Mañana el Ministerio de Justicia se reunirá con funcionarios del Ministerio de Defensa, la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios, y el Inpec, con el fin de concretar ese convenio e iniciar la construcción de esos nuevos cupos», destacó la Ministra como un «alivio considerable» a la situación que hoy se registra.

Con respecto al proyecto de reforma al Código Penitenciario y Carcelario, la jefa de la cartera de justicia detalló las iniciativas relacionadas con beneficios de libertad contenidos en el articulado del proyecto de ley.
«Hemos insistido como Gobierno Nacional que el proyecto no es un mecanismo para deshacinar cárceles. Este es un proyecto equilibrado donde existirá la posibilidad de que los jueces otorguen mayores beneficios de libertad con unos criterios más objetivos pero sin que sea acosta de la seguridad ciudadana», resaltó.
La funcionaria agregó que “este nuevo Código Penitenciario tiene unos elementos importantes que permitirán alcanzar un equilibrio entre ingresos y egresos de internos. Normas, por ejemplo, como la que permite que una persona cuya condena oscile entre los 3 y 5 años, pueda ser beneficiada con la suspensión de ejecución de la pena; o como la que dice que la multa no podrá ser impedimento en ningún caso para recobrar la libertad, son propuestas que incidirán de manera definitiva en alcanzar ese equilibrio al que me refiero”.
Esta reforma, insistió, es apenas uno de los doce pasos que se están dando para mejorar el sistema penitenciario y carcelario, para volverlo más coherente y racional.
“Son muchas las medidas que se están adoptando para darle solución a un problema que, recalcamos, no puede corresponder a una sola y única medida, sino que corresponde por lo menos a doce medidas que el Ministerio de Justicia ya está implementando con la estrategia de los 12 pasos”, concluyó.

Compartir: