Wikileaks publica 5 millones de correos de la empresa de seguridad Stratfor

Wikileaks ha comenzado a publicar más de cinco millones de correos electrónicos (Global Intelligence Files, GIF) de la empresa privada estadounidense de seguridad Stratfor. Se trata de correos escritos desde julio de 2004 hasta diciembre de 2011.

«Revelan los procedimientos internos de una compañía que se presenta como editora de informes, pero que provee de servicios de información confidencial para grandes corporaciones, como Bhopal’s Dow Chemical Co., Lockheed Martin, Northrop Grumann, Raytheon y agencias del Gobierno, incluido el Departamento de Seguridad Interior, los Marines y la Agencia de Defensa de los Estados Unidos», afirma el portal fundado por Julian Assange  en un comunicado.

Explotación de informadores

Wikileaks asegura que los correos muestran la red de informadores de Stratfor, suestructura de pagos (vía cuentas en Suiza o tarjetas prepago), técnicas de blanqueo de dinero y métodos psicológicos. Wikileaks destaca un ejemplo:

«Tienes que controlarlo. Control significa control financiero, sexual, psicológico… Está previsto que esto sea el comienzo de nuestra conversación en tu próxima etapa», le habría escrito George Friedman, el CEO de Stratfor a un analista en diciembre de 2011. El correo, según Wikileaks, giraba en torno acómo explotar a un informador de la Inteligencia israelí que supuestamente proporcionaba información sobre la salud de Hugo Chávez.

Goldman Sachs, ¿implicado?

Los correos electrónicos filtrados por Wikileaks incluyen la correspondencia en 2009 entre el director gerente de Goldman Sachs por aquel entonces, Shea Morenz, y Friedman. El CEO de Stratfor, al parecer, habría tramado junto a Morenz lanzar un fondo de inversiones de captación estratégica «utilizando la Inteligencia».

«No compartir ni comentar», advertía un documento que hablaba de informaciones que le servía una compañia hermana -Stratcap- a la empresa de seguridad privada como «instrumentos geopolíticos, especialmente bonos del Estado, monedas y similares».

Los correos muestran, según Wikileaks, que Morenz (Goldman Sachs) invirtió más de 4 millones de dólares en la obtención de información privilegiada y en 2011 pasó a formar parte de la junta directiva de Stratfor.

Preocupados por su influencia

Tanto los medios que han participado con Wikileaks en la filtración de esta información como el propio Julian Assange muestran su preocupación por la influencia que puede ejercer Stratfor.

«Las fuentes no están protegidas», ha apuntado una de las periodistas participantes en la filtración durante una rueda de prensa conjunta en Londres. Asegura que Stratfor no encripta la información sobre sus fuentes, cuyos datos de contacto han podido ver ellos mismos.

Según Julian Assange, «el secretismo y la incompetencia florece» en estas organizaciones «oportunistas».

«Incluso [el CEO de Stratfor, George] Friedman reconoce que sus analistas tienen una cualificación muy baja», apunta Carlos Enrique Bayo, de Público.es, medio español que ha participado en esta filtración con Wikileaks y otros 24 medios de comunicación de todo el mundo.

Si los gobiernos confían en esta información, «es una verdadera amenaza a nuestra seguridad» ha opinado Bayo desde Londres.

La causa de Wikileaks

Menciona también que los correos aportan información privilegiada sobre los supuestos ataques del Gobierno de los Estados Unidos y la propia Stratfor contra Julian Assange (fundador de la red) y Wikileaks y los intentos de Stratfor por minar al portal. «Hay más de 4.000 emails», precisa, «que mencionan a Wikileaks o a Julian Assange».

El grupo de piratas informáticos Anonymous hizo público el 25 de diciembre de 2011 que había robado la lista «secreta» de clientes de Stratfor y que la lista de clientes de la empresa «no será privada ni secreta nunca más».

Por otra parte, el portal de filtraciones denuncia que el periodista Yossi Melman del diario israelí Haaretz «conspiró con el periodista David Leigh del [periódico británico The] Guardian para pasarle de forma secreta, y violando el contrato con Wikileaks, cables diplomáticos de EEUU a Israel».

Otros detalles

Otros asuntos que revelan los e-mails investigados por Wikileaks, supuestamente muestran los nombres en clave que utiliza Statfor para personas de especial interés, como «Izzies» para miembros de Hezbolá o «Adogg» para el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

El vicepresidente de Inteligencia de la empresa de seguridad, Fred Burton, fue anteriormente un agente especial de los Servicios de Seguridad Diplomáticos del Departamento de Estado de EEUU, informa Wikileaks.

Son cinco millones de correos electrónicos pirateados. Sin embargo, en la rueda de prensa de Londres tanto Assange como los periodistas que le acompañaban han reconocido que aún no han podido, por ejemplo, encontrar nada relevante sobre América Latina.

Y es que Wikileaks ha lanzado el titular de «5 millones de correos» sin saber todavía si de esos millones de correos hay mucha más informaciónreveladora más allá de la ya anunciada.


Compartir: