La ONU no aceptará amnistía para delitos de lesa humanidad

Compartir:

El representante de las Naciones Unidas en Colombia pidió promover medidas de protección a las víctimas para que no les ocurra lo mismo que a Iván Dario Restrepo, asesinado hace dos días en el municipio de Bello.

Con la presencia de las Víctimas del conflicto, tema central de este encuentro, se inauguró la segunda ronda de mesas regionales de paz que serán instaladas en diferentes ciudades del país por la Comisión de Paz del Congreso.

En el evento inaugural, el representante del sistema de Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild, ratificó su respaldo a las negociaciones de paz entre el Gobierno y las Farc, sin embargo advirtió que las «amnistías por crímenes de lesa humanidad no pueden ser apoyadas por la ONU».

Igualmente condenó enfáticamente el asesinato del líder de restitución de tierras en Antioquia, Iván Dario Restrepo, por lo que pidió que se mantengan las garantías de seguridad para las víctimas del conflicto.

«Continuamos hoy apoyando los esfuerzos del Estado para la efectiva implementación de la Ley de Víctimas, y promoviendo medidas para que no haya víctimas que quedan excluidas, quizás como pasó hace solamente dos días con la pérdida de vida de una persona que trató de hacer valer sus derechos», señaló Hochschild.

Según la ONU, las víctimas tienen tres derechos fundamentales: a la verdad, a disfrutar de reconocimiento y conversación, y a tener la seguridad de que no habrá repetición de lo que vivieron.

La Organización de las Naciones Unidas advirtió que la justicia transicional y la reconciliación son los temas difíciles de esta negociación.

Igualmente la Comisión de paz del Congreso aseguró que los objetos que representan la huella de la violencia en las víctimas del conflicto, serán entregados al Gobierno y las Farc en la Habana, Cuba.

Por su parte el presidente del Congreso Roy Barreras, aseguró que es falso que el actual proceso de paz sea un escenario de impunidad para las víctimas, y señaló que «la paz sin espacios polìticos es una invitaciòn a la guerra».

Compartir: