Asamblea Nacional aprueba viaje de Chávez a Cuba

CARACAS. Ante la inminencia de una cirugía que lo alejará del país en medio de la campaña electoral, el presidente venezolano Hugo Chávez aprovechó el jueves una prolongada cadena de televisión para agradecer el apoyo que ha recibido por la nueva complicación de salud que lo aqueja pero también para lanzar críticas a sus adversarios políticos.

Reveló que el viernes en la tarde viajará a Cuba, para lo cual fue autorizado en la jornada por el Legislativo, en donde a inicios de la semana entrante será operado en la misma zona de su cuerpo de la cual le extirparon un tumor canceroso el año pasado.

Según Chávez, al someterse el fin de semana a controles médicos en La Habana, los especialistas le detectaron «una pequeña lesión» que es el objeto de la nueva cirugía.

Al inicio de una cadena nacional de televisión desde la casa de gobierno, Chávez, de 57 años, dijo que ha recibido llamadas telefónicas de apoyo de sus colegas de Bolivia, Evo Morales, y de Perú, Ollanta Humala.

Pasadas tres horas de la cadena televisiva, hubo intervalos para hacer contactos con regiones del país desde donde simpatizantes le enviaban saludos o le reportaban al presidente la construcción de casas o nuevos sembradíos de soya.

Chávez, cómodamente sentado y sonriente a la cabecera de una mesa de madera y a los lados sus ministros en uno de los salones del Palacio de Miraflores, lanzó varios mensajes de tinte electoral, en los que descalificó a su oponente al catalogarlo como representante de «la burguesía apátrida» que aspira a retornar al gobierno en las elecciones generales del 7 de octubre.

Dijo que su gobierno construye miles de casas por todo el país «para darle vida al pueblo, para garantizar que la burguesía apátrida nunca más vuelva».

Si la burguesía «llegase a este palacio de nuevo… tengan ustedes la seguridad que estos planes de vivienda se vendrían abajo… olvídense queridos compatriotas, los que hoy no tienen viviendas, que viven ‘arrimados’… no van a tener vivienda nunca», dijo.

También aseguró que los pasados gobiernos regalaban el petróleo y que si la oposición ganaba levantarían el control de cambio de divisas que Chávez implantó en 2003 para evitar que el país «se quedara seco de recursos».

Es «un burguesía estatal que se acostumbró a vivir de la teta del Estado…esa es la burguesía que pretende de nuevo asaltar el gobierno y el poder el 7 de octubre».

Pero «pase lo que pase… vamos a ganar por ‘knockout»’, indicó Chávez, quien lucia de buen semblante y sonriente, haciendo chistes y gesticulando constantemente.

El presidente sostiene que su gobierno es el único que ha atendido a los sectores más pobres, aunque por años antes de su mandato los servicios públicos han estado subsidiados, y elude referirse a temas como la alta criminalidad que afecta a los venezolanos.

El mandatario ha dicho que la cirugía es necesaria porque la nueva lesión le fue detectada en la misma área donde el año pasado le extirparon un tumor canceroso del tamaño de una pelota de béisbol.

No se ha informado con más precisión en donde estaba localizado dicho tumor, del que Chávez ya se había dado por curado en octubre.

Compartir: