Obama y Clinton apoyan una reforma migratoria y destacan esfuerzos de Bush

El mandatario de EE.UU., Barack Obama, y el expresidente Bill Clinton defendieron este jueves la necesidad de sacar adelante una reforma migratoria en el país, al tiempo que agradecieron al también exgobernante George W. Bush por los esfuerzos hechos al respecto durante su mandato.

«Hace siete años, el presidente Bush retomó una conversación importante al hablar con el pueblo estadounidense de nuestra historia como nación de leyes y de inmigrantes», dijo Obama durante la ceremonia de apertura de la biblioteca sobre el legado del expresidente en la Universidad Metodista del Sur de Dallas (Texas).

Obama recordó así la iniciativa que Bush encabezó durante su mandato (2001-2009) junto a los senadores John McCain (republicano) y el fallecido Ted Kennedy (demócrata) para una reforma migratoria, que finalmente no prosperó.

Pese a que la reforma migratoria «ha tomado un poco más de tiempo que lo que esperábamos, tengo la esperanza de que este año» se apruebe finalmente, anotó Obama.

«Si lo conseguimos será, en gran parte, gracias al duro trabajo del presidente George W. Bush», enfatizó.

En la misma línea, Bill Clinton dio las gracias a Bush por los «esfuerzos» durante su Presidencia para reformar el sistema migratorio y «mantener a Estados Unidos como una nación de inmigrantes».

«Y espero que el Congreso siga los esfuerzos del presidente Obama para seguir el ejemplo establecido por Bush», añadió Clinton.

El Senado estudia actualmente un proyecto de ley de reforma migratoria negociado entre un grupo de ocho senadores demócratas y republicanos.

Obama apoya ese plan, que prevé un plazo de 10 años para la legalización de los indocumentados, 3.000 millones de dólares para la seguridad fronteriza y sanciones a empresas que a sabiendas contraten a personas «sin papeles», entre otros aspectos.

En una entrevista con la cadena CBS divulgada este jueves y previa a la inauguración de su biblioteca, Bush se declaró «impresionado» por los esfuerzos que se están realizando para sacar adelante la reforma migratoria.

«Espero que esto suceda (la reforma migratoria) porque es lo correcto», dijo el exmandatario.

Bush sostuvo que el de la reforma es un tema complejo porque cubre muchas áreas y cualquier «movimiento» en un ámbito determinado «puede llegar a molestar a muchas personas».

Jeb Bush, hermano del exmandatario y cuyo nombre suena para candidato presidencial republicano en 2016, habló ayer en un acto en Dallas y también se refirió al tema migratorio.

El exgobernador de Florida afirmó que «el camino correcto» es dar una vía a la ciudadanía o a la residencia permanente a los alrededor de 11 millones de indocumentados que se calcula viven en EE.UU.

«Venir legalmente (a Estados Unidos) debería ser más fácil, con menos costo y riesgo, que venir ilegalmente», apuntó Jeb Bush, quien ha publicado este año un libro sobre inmigración. EFE

Compartir: