Estoy decepcionada de que el Congreso haya hundido el matrimonio igualitario: Navi Pillay

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Navi Pillay, se declaró decepcionada con la decisión del Senado de Colombia de hundir por 51 votos a favor y 17 en contra el proyecto de ley que establecía el matrimonio igualitario.

Desde Ginebra, donde atendió a medios de Colombia entre ellos la Revista Semana, Pillay condenó que la población LGTBI esté siendo criminalizada y discriminada por estar enamorada.

“Estoy decepcionada de que el Congreso colombiano haya votado en contra del matrimonio igualitario. Lamento mucho que la población LGTBI sea sujeto de discriminación y violencia porque se enamora”, comentó.

Para Pillay, “por el hecho de enamorarse (las personas homosexuales) están siendo tratadas como criminales”.

Sostuvo que un estudio comprobó que en los países donde se ha aprobado el matrimonio igualitario la gente se nota feliz “justamente al haber tenido ese derecho”.

La alta comisionada para los derechos humanos insistió en sus críticas sobre la reforma al fuero penal militar.

“Tengo que reconocer que estoy muy desilusionada con esa reforma. Es un retroceso. Le dije en mi carta al presidente Santos que esta reforma va a debilitar y socavar los esfuerzos que el gobierno había comenzado para asegurarse que las violaciones a los derechos humanos cometidas por los militares sean debidamente investigadas y que los responsables sean llevados a la justicia”, precisó.

Frente a la posibilidad de un acuerdo de paz con la guerrilla la señora Pillay recordó que en ningún caso se podría acordar un indulto o amnistía frente a delitos de lesa humanidad, porque se estaría violando la normatividad internacional que protege el derecho de las víctimas.

“La gente no se olvida de lo que les pasó. La gente quiere paz y justicia, no se pueden separar las dos. No se puede decir primero la paz y la justicia después vendrá. Es claro que en estos diálogos de paz con las Farc tiene que haber una solución para tener en cuenta ese pedido. En negociaciones de paz la gente termina llegando a soluciones que a veces incluyen amnistías, pero no para los crímenes de guerra ni las graves violaciones a los derechos”, puntualizó.

Vía Caracol radio

Compartir: