Hundimiento del matrimonio gay: Ahora jueces y notarios están obligados a solemnizar uniones

Tras el hundimiento del proyecto de ley que pretendía implantar en Colombia el matrimonio gay, el asunto quedó en manos jueces y notarios, quienes estarán obligados a legalizar las uniones entre parejas del mismo sexo y no podrán negarse alegando “objeción de conciencia”.
Notarios y jueces deben dar cumplimiento a lo ordenado por la Corte Constitucional de solemnizar las uniones, que tienen efectos inmediatos de carácter jurídico y legal, para constituir una familia con mayores compromisos que la surgida de la unión de hecho.
En caso de negarse a hacerlo, se expondrán a sanciones disciplinarias, incluida la destitución.
Mientras tanto, la pareja puede instaurar una tutela para defender su derecho.
Frente a la decisión del Senado, uno de los principales promotores de la norma que se hundió, Armando Benedetti, del partido de la U, señaló que la Corte Constitucional será la que termine definiendo “el matrimonio igualitario”.
Benedetti pronosticó caos, desorden y confusión a partir del 21 de junio, a las 8 de la mañana, cuando las parejas de homosexuales vayan a notarias y juzgados a exigir que los casen.
Según Benedetti, la anómala situación se producirá porque “habrá notarios que dirán que sí habrá matrimonio igualitario y otros que no”.
Benedetti no se mostró sorprendido por los 51 votos que enterraron el proyecto. Además consideró que no fue una derrota arrolladora, como lo aseguraban algunos senadores, porque solo estaban presentes 68 congresistas.
Además Benedetti aseguró que con el voto negativo al proyecto de ley de matrimonio de parejas del mismo sexo se demostró que, como lo ha dicho,” el Congreso no existe, es homofóbico y sólo sirvió de sparring porque el campeonato mundial lo vamos a ganar en la Corte Constitucional”.
“El Congreso nos sirvió de entrenamiento, de sparring, para ir bien preparados ante la Corte Constitucional y lograr que se le garantice a la población LGBI, como lo ha hecho en otras ocasiones, su derecho al matrimonio igualitario”.
El proyecto de ley No 47 de 2012, por la cual se establecía la institución del matrimonio para parejas del mismo sexo y se modificaba el Código Civil, se hundió por 51 votos en contra y 17 a favor.
Los 17 senadores que lo respaldaron argumentaron el derecho a la igualdad, mientras que los 51 congresistas que votaron en contra, coincidieron en advertir que iba en contravía de la Carta magna que en el artículo 42 establece que conformación de la familia debe darse entre un hombre y una mujer.

Compartir: