Con 51 votos en contra y 17 a favor, se hundió matrimonio igualitario en Colombia

BOGOTA, 24 de Abril ¬_RAM_ La plenaria del Senado de la República hundió este martes el polémico proyecto que buscaba reglamentar las uniones entre homosexuales con la figura del matrimonio igualitario.

En medio del agudo debate que despertó en la opinión pública la iniciativa del senador Armando Benedetti Villaneda y de la representante Alba Luz Pinilla, finalmente no fue bien recibido el proyecto entre los ‘padres de la Patria’.

La votación final del proyecto fue 51 en contra y 17 a favor. Aunque se pensó en un momento que no había suficientes legisladores para hundir el proyecto, finalmente las mayorías del Partido de La U y el Partido Conservador se impusieron.

Al conocer del nefasto resultado para la comunidad LGBTI, Benedetti dijo que quedó comprobado que el Congreso “no sirve para nada”.

“Los jueces seguirán legislando, la Corte Constitucional seguirá legislando y ahora se prueba una vez más que el Congreso no sirve para nada y no representa a nadie”, sostuvo.

“Yo me quisiera parecer a los congresos de Suiza, España, Holanda y Francia, y no al Congo, Uganda, Bolivia y Haití, que es a lo que nos quieren someter acá”, señaló.

Y continuó: “El día que nosotros seamos capaces de convertirnos en un congreso moderno, vanguardista y progresista, nosotros podremos ayudar a que la desigualdad y la pobreza acaben en Colombia”.

“Yo creo que como van las cosas, la Corte Constitucional será la que termine definiendo el matrimonio igualitario”, dijo el senador Armando Benedetti, del Partido de La U.

Benedetti aseguró que con el voto negativo al proyecto de ley de matrimonio de parejas del mismo sexo se demostró que, como lo ha dicho,” el Congreso no existe, es homofóbico y sólo sirvió de sparring porque el campeonato mundial lo vamos a ganar en la Corte Constitucional”.

“El Congreso nos sirvió de entrenamiento, de sparring, para ir bien preparados ante la Corte Constitucional y lograr que se le garantice a la población LGBI, como lo ha hecho en otras ocasiones, su derecho al matrimonio igualitario”.

Vaticinó que “el 21 de junio, a las 8 de la mañana, cuando las parejas LGBTI vayan a notarias y juzgados a exigir que los casen, habrá caos, desorden y confusión porque habrá notarios que dirán que si habrá matrimonio igualitario y otros que no. Pero eso lo definirá la Corte Constitucional”.

Benedetti no se mostró sorprendido con los 51 votos que hundieron el proyecto y consideró que no es una derrota arrolladora, como lo aseguraban algunos senadores, porque solo estaban presentes 68 congresistas.

Reiteró que “el Congreso demostró que tiene fachada de Catedral pero por dentro es una pesebrera” y que se quedaron pequeños frente a la sociedad colombiana.

Así se pronunciaron los congresistas sobre el proyecto

Efraín Cepeda Sarabia (Conservador)

“Apoyamos que se den garantías a la población LGBTI pero en el tema de matrimonio queremos analizar otras alternativas para soluciones a esa población”.

Simón Gaviria Muñoz (Liberal)

“Creíamos en el proyecto porque es una tendencia mundial y en Colombia se debe pensar en cada vez ser más tolerante con las minorías, como son las parejas del mismo sexo”.

Roberto Gerlein (Conservador)

“No comparto ni aplaudo ni comparto ni deseo el sexo escatológico (Conjunto de expresiones, imágenes o alusiones relacionadas con los excrementos). A mí me parece que el sexo escatológico es un sexo inane, incapaz de generar vida, un sexo que se practica casi que con fines recreativos (…) el sexo escatológico que va implícito en el matrimonio gay para mí carece de importancia, no tiene importancia, no justifica y descalifica el proyecto en análisis”.

Luis Fernando Velasco (liberal)

“La idea era que no cambiáramos nuestra manera de pensar y que quienes crean que está mal el matrimonio igualitario, de acuerdo a sus concepciones religiosas, que convenzan desde un pulpito a sus feligreses para que no lo hagan pero no se trata de meter una norma positiva que regula la relación entre todos los ciudadano porque no todos los ciudadanos siguen la misma religión”.

Carlos Alberto Baena (Mira)
“La reflexión que hay que hacer es que el debate ha servido para que la sociedad colombiana vaya madurando porque debe haber respeto entre las partes. Hay unos que pueden discriminar a la población LGBTI pero también hay población partidaria del matrimonio entre homosexuales que pueden discriminar por las ideas religiosas”.

José Darío Salazar (Conservador)
“El proyecto se hunde porque no es de interés público y general. El matrimonio heterosexual es de interés público porque conlleva a la procreación y la conservación de la especie; es por esto que el Estado abrasa el matrimonio heterosexual”.

Juan Fernando Cristo (Liberal)
“Yo acompañaba el proyecto de matrimonio igualitario porque este no era un tema donde no se estaba llamando a polarizar al país. Sin embargo, respeto la decisión de las mayorías”.

A las afueras del Congreso los opositores de esta iniciativa, celebran la decisión de los congresistas, decisión que ya se esperaba pues los partidos de la U y el liberal, los dos con más número de curules se habían puesto de acuerdo para votar de manera negativa esta iniciativa.

Compartir: