Presidente podría modificar Fiscalía y Defensoría

En el Congreso de la República avanzan dos proyectos de ley que buscan facultar al Presidente de la República para que realice modificaciones orgánicas al interior de la Fiscalía General de la Nación y la Defensoría del Pueblo.

Una iniciativa que le otorga facultades especiales al Presidente de la República para reestructurar la Fiscalía General de la Nación fue aprobada la semana pasada en Cámara de Representantes. Entre las grandes modificaciones que contempla este proyecto, se destaca la creación de una universidad que dependerá directamente del ente fiscalizador y que capacitará a sus funcionarios.

Entre tanto, el proyecto de ley que busca reestructurar la Defensoría del Pueblo, fue radicado el martes en la Comisión Primera de Cámara. Algunos de los cambios que tiene previstos esta iniciativa, consiste en crear una dependencia de Asuntos Internacionales. COLPRENSA

Los dos proyectos de ley han sido criticados por algunos miembros del Congreso, ya que dichas transformaciones han podido ser tramitadas a través de proyectos de ley con los que se supervise y reglamente cada una de las modificaciones que requieren estos dos entes y de este modo, no sería necesario facultar al Presidente para que efectúe dichos cambios.

Los partidarios de las medidas han defendido que, dada la urgencia con la que se requieren dichas reestructuraciones, es necesario otorgarle la potestad al Primer Mandatario para que las lleve a cabo. Además, esto constituye la vía más rápida para lograr dicho cometido antes de que termine el actual periodo legislativo. ¿Debe el Congreso desprenderse de sus funciones y facultar al Presidente para que las realice? El debate está servido.

Los opositores a estas iniciativas, como el Representante del Polo Democrático, Germán Navas, han sido incisivos en señalar que conferirle este tipo de poder al Presidente constituye la pérdida sobre el control de dichos asuntos a riesgo de aumentar la burocracia.

“Me opongo a todo lo que tenga que ver con facultades extraordinarias, porque el constituyente del país fue muy claro: sólo en casos muy específicos. No entiendo por qué el Fiscal, si tiene todo preparado, no trae un proyecto de ley. Lo mismo para el caso de la Defensoría”, declaró Germán Navas, quien posteriormente agregó que el Congreso debería reclamar su derecho a legislar, en vez de estar entregándolo.

Por su parte, el Representante del Partido Conservador, Heriberto Sanabria, quien es el ponente del proyecto para reestructurar la Defensoría del Pueblo argumenta que ante la posibilidad de tener un eventual panorama de postconflicto, estos dos organismos deben tener mejores herramientas para accionar en un nuevo escenario jurídico y penal. “Por lo tanto, consideramos que el Señor Presidente, como cabeza del ejecutivo, debe revestirse de esas facultades para que adelante la reforma a la Fiscalía y a la Defensoría”, declaró para Colprensa.

En el debate también hay posiciones medias. El Representante del Partido Verde, Alfonso Parada presentó ponencia negativa para las modificaciones de la Fiscalía, pero apoya la reestructuración de la Defensoría. La razón de fondo es que al Defensor del Pueblo lo elige la Cámara de Representantes y deber rendir cuantas a este organismo. “El Fiscal es de la rama judicial del Poder Público y por lo tanto nosotros no le ejercemos ningún control al desarrollo de esas facultades. Entonces es más viables entregarlas en el caso de la Defensoría que en el caso de la Fiscalía”, explicó Parada.

Compartir: