Negociadores de paz se encuentran en La Habana, tras un mes de receso

Los negociadores de paz del Gobierno y las Farc se reencuentran nuevamente este martes 23 de abril en La Habana (Cuba), para retornar el octavo ciclo de conversaciones que estaba suspendido desde el pasado 21 de marzo.

Este octavo ciclo de diálogo había sido aplazado en dos ocasiones, pues iba a ser retomado en primer lugar el 2 de abril y luego en la tercera semana de este mes, hasta que lo fijaron para el martes 23 de abril.

Las partes habían justificado este receso como un periodo necesario para adelantar trabajo en cada delegación y llegar a la mesa de negociaciones con posturas consolidadas que aceleraran la firma de acuerdos.

Las Farc aprovecharon para «reforzar» su equipo negociador de cara a esta fase con seis nuevos miembros: «Pablo Catatumbo», Victoria Sandino Palmera, Freddy González, Lucas Carvajal, Laura Villa y Sergio Ibáñez.

Para facilitar su salida del país en dos fases, la Fiscalía colombiana suspendió medio centenar de órdenes de captura que pesaban en su contra y las fuerzas de seguridad cesaron las operaciones, mientras que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) les escoltó también en su viaje hacia La Habana.

De todos ellos, «Pablo Catatumbo» o Jorge Torres Victoria ostenta el cargo más alto como miembro del Secretariado del grupo armado y comandante del Bloque Occidental o «Alfonso Cano», uno de los más activos desde el punto de vista militar en el suroeste del país.

Esta reestructuración fue entendida por algunos, como la exsenadora liberal Piedad Córdoba, como un indicio de un ritmo más ágil en el proceso, que arrancó hace cinco meses y del que sólo ha trascendido que las partes han llegado a puntos comunes en materia de acceso a tierras y desarrollo agrario, pero no a acuerdos concluyentes.

Entre tanto, el equipo negociador se ha reunido con diferentes gremios y De la Calle ha liderado un llamado a apoyar el proceso, entre las críticas de algunos sectores políticos y en medio de una batalla dialéctica de los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana contra el actual mandatario del país, Juan Manuel Santos, por cuenta de este tercer intento de paz.

Congreso Nacional para la Paz

Los negociadores del Gobierno viajaron el lunes a Cuba para abordar una fase clave dentro del diálogo con las Farc, en la que está previsto que tomen forma los acuerdos sobre tierras y comiencen a debatir sobre la participación política de los guerrilleros tras una eventual firma de la paz.

La delegación gubernamental que lidera el exvicepresidente Humberto de la Calle partió hacia las 9:00 a.m. desde Bogotá a La Habana, en medio de una gran discreción y sin ofrecer declaraciones como era habitual en anteriores ocasiones.

En un comunicado fechado en La Habana, la delegación de paz de las Farc llamó a la unidad para «desnudar» a los «enemigos de la paz» y saludaron al Congreso Nacional para la Paz, que concluyó este lunes en Bogotá.

En dicho congreso personalidades políticas y sociales se reunieron por tres días para fijar una «agenda de país» complementaria a los diálogos de paz.

Asimismo, el pasado 9 de abril, una marcha en apoyo a estas conversaciones juntó en las calles de las principales ciudades colombianas a representantes del Gobierno, con el presidente Santos a la cabeza, exguerrilleros y grupos de izquierda.

Sólo se abstuvieron de marchar los sectores más ultraconservadores que rodean a Uribe, que ven la opción militar como la única salida al largo conflicto armado que vive Colombia, y algunos opositores al Gobierno que la consideraron como un acto electoral de Santos.

Por eso, el discurso de De la Calle ha sido respetuoso con aquellos que se oponen «al dilema que plantea la justicia transicional entre paz y justicia, no quieren impunidad, quieren mayor o menor grado de severidad y eso también es correcto», como dijo el pasado jueves.

Pero también llamó a la sensatez y a la cordura «dentro de este lado» porque parece que se ha desatado «una especie de guerra civil verbal de alta temperatura», al advertir que además los ciudadanos tendrán la última palabra, pues habrá un mecanismo que someta a consulta los acuerdos de las partes.

En el marco de esta discusión y por solicitud de las partes, la ONU y la Universidad Nacional de Colombia celebrarán un foro ciudadano sobre este asunto entre los días 28 y 30 de abril en Bogotá, de la misma manera que organizaron el encuentro sobre tierras en diciembre pasado.

El proceso de paz entre el Gobierno y las Farc para ponerle fin a medio siglo de conflicto comenzó en noviembre pasado en La Habana, sede permanente de la negociación.

Compartir: