Habilitado el paso pleno por la autopista Medellín-Bogotá

El alud que taponaba parte de la autopista Medellín-Bogotá en jurisdicción de San Luis y que permitía el flujo por un solo carril fue removido en su totalidad y este domingo se dio paso pleno para la operación vehicular entre las dos capitales.

Así lo confirmó a este diario el subgerente del consorcio Devimed, John Jairo Otálvaro, quien advirtió que, de todos modos, los viajeros deben hacerlo con precaución.

“La razón es que aún queda material suspendido en la vía y puede ser peligroso”, advirtió. Aclaró que para tranquilidad de los usuarios, el personal de Devimed permanece en el sitio las 24 horas del día, pendiente de cualquier situación anómala que se presente.

“Ellos orientarán a los viajeros y si de pronto empiezan a bajar piedras o material, de inmediato procederán a cerrarla”, indicó.

Anderson Zapata, uno de los operadores de Expreso Bolivariano, que hace el viaje entre ambas ciudades por esta arteria nacional, también confirmó que había flujo normal.

“A veces cierran por ratos para arreglar el paso, pero se están haciendo los viajes normalmente”, añadió Zapata.

El consorcio Devimed, concesionario de la carretera, con sus ingenieros, operarios y maquinaria, trabajó desde el miércoles, cuando cayó un alud de 10.000 metros cúbicos en el sitio La Leticia, para remover la masa de lodo y habilitar el trayecto.

El 16 de marzo, cayó otro alud de 23.000 metros cúbicos ocasionando un cierre de más de una semana.

Los sucesos de esta vía causan gran afectación a los residentes de las localidades lejanas del Oriente y del Magdalena Medio, que se ven obligados a dar vueltas por otras vías, sufriendo perjuicios económicos y demoras para llegar a los destinos, como lo denunció el director ejecutivo de la Asociación de Transportadores de Carga -ATC-, Luis Orlando Ramírez.

“El sobrecosto por camión es cercano al 50 por ciento de los costos operativos”, dijo al referirse a los incrementos que se dan al tener que tomar vías alternas, como Puerto Berrío o la carretera a Manizales.

Hace buen tiempo
Otálvaro desmintió informaciones de prensa que en la mañana de este domingo hablaban de un bloqueo total por nuevos deslizamientos. “Ha hecho buen tiempo y eso nos permitió laborar con normalidad”, indicó.

Admitió que en las noches sí ha llovido y que es posible que siga cayendo agua, “pues estamos en invierno”.

Marcelo Montoya, que vive en Medellín y labora en Puerto Nare, se alegró por la reapertura plena, pues ha sufrido en carne propia los cierres. Afirma que cuando se dan estos, quienes viajan en bus toman la ruta por Puerto Berrío, que retrasa 1 hora y media más el viaje.

“El bus sólo llega hasta el corregimiento La Sierra, no a la cabecera, y de allí los viajeros deben tomar una chalupa que viaja por río y cobra $3.500, o hacerlo por tierra, que vale $10.000, ese trayecto demora media hora más”, explicó Marcelo.

Quienes viajan en carro particular llegan a Puerto Serviez, de Puerto Boyacá, y abordan un ferry que pasa el río. También hay que pagar y sólo funciona hasta las 6:00 p.m.

Compartir: