Policía captura vivo al segundo sospechoso de ataques en Boston

La búsqueda se concentró en Watertown, Massachusetts. El prófugo estaba escondido en un bote en el patio de una casa, dijeron oficialmente las autoridades.

Nuevos disparos sonaron este viernes por la tarde en el suburbio de Watertown, en el oeste de Boston, donde la policía buscaba a uno de los sospechosos del atentado del maratón de la ciudad.

Poco antes, la policía indicó que no había logrado detener al joven de 19 años prófugo desde temprano el viernes luego de que su hermano fuese abatido en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

Las autoridades decidieron más temprano levantar el toque de queda en el área de Boston, pese a seguir en la búsqueda del segundo sospechoso de los atentados del pasado lunes durante el maratón de la ciudad.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, anunció en una rueda de prensa que se levanta la orden que se dio a la población de que permaneciera en sus casas, pero pidió a los ciudadanos que continúen «vigilantes».

Búsqueda incesante
Helicópteros Black Hawk y policía fuertemente armada cercaron un suburbio de Boston el viernes en una masiva búsqueda por un joven de origen checheno que es sospechoso en el ataque con bombas en el maratón de la ciudad, horas después de que su hermano murió en un enfrentamiento en la noche con policías.

Las normalmente repletas calles de Boston estaban vacías mientras la ciudad vivía en un virtual cierre tras una sangrienta noche de tiroteos y explosiones.

El transporte público estaba suspendido, el espacio aéreo fue restringido y reconocidas universidades, como Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), cerraron luego de que la policía ordenó a los habitantes a permanecer en sus casas.

Funcionarios identificaron al hombre buscado como Dzhokhar A. Tsarnaev, de 19 años, y dijeron que el sospechoso muerto era su hermano, Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, quien falleció el jueves por la noche en el suburbio de Watertown.

Los detalles surgían el viernes sobre los hermanos, entre ellos su origen en las regiones predominantemente musulmanas del Cáucaso ruso, que han experimentado dos décadas de violencia desde la caída de la Unión Soviética.

El fugitivo se describió en una red social como perteneciente a una minoría del sur del Cáucaso ruso, que incluye a Chechenia, Daguestán, Ingusetia.

El FBI dijo que los estallidos fueron causados por bombas colocadas en ollas a presión y dejadas dentro de mochilas cerca de la línea de meta.

Las autoridades acordonaron una sección del suburbio de Watertown y dijeron a los residentes que no salieran de sus casas ni respondieran a llamados en sus puertas, mientras agentes en ropa de combate recorrían un área de 20 cuadras en busca del fugitivo, que fue descrito como armado y peligroso.

La búsqueda había cubierto del 60 al 70 por ciento del área designada para la tarde del viernes, dijo el coronel de la policía estatal de Massachusetts, Timothy Alben. «Estamos avanzando en este vecindario, vamos puerta por puerta, calle por calle», afirmó.

Los testigos describieron una escena caótica con tiros, persecución y acecho con vehículos policiales y funcionarios de seguridad apuntando con armas de asalto. Algunos dijeron que vieron a los hombres lanzando granadas a las autoridades.

La lucha terminó en Watertown, después de que los dos sospechosos robaran un automóvil en Cambridge y llevaran a la policía a una persecución a alta velocidad. Testigos dijeron que los sospechosos disparaban desde su vehículo.

El residente Kirk Kaloustian dijo que una explosión lo despertó cerca de la 1 de la madrugada (0500 GMT), y que vio un auto que era perseguido por la policía. «Iban a unas 80 millas (unos 130 kilómetros) por hora», dijo Kaloustian a Reuters. «Se podía oír crujir los motores», agregó.

La policía ordenó inmediatamente a los residentes permanecer dentro de sus casas y trabar las puertas. Poco después, también pidió a los habitantes de zonas cercanas, incluidas Cambridge, Newton y vecindarios de Boston, que no salgan mientras continuaba la búsqueda.

A primeras horas de la mañana del viernes, el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, dijo que la policía había expandido el pedido de permanecer en los hogares a toda la ciudad de Boston.

Las autoridades pidieron a las personas que se queden adentro, traben sus puertas y no permitan el ingreso a nadie, excepto policías debidamente identificados. La orden aplica a Cambridge, Watertown, Waltham, Newton, Belmont y ahora a todo Boston, dijo Patrick.

El alcalde de Boston, Thomas Menino, instó a los ciudadanos a ser pacientes mientras la policía «registra activamente cada rincón en esta emergencia».

Alrededor de la región, el transporte -incluidos subterráneos, autobuses y trenes- fueron cerrados inmediatamente, dejando a la ciudad de Boston como una suerte de pueblo fantasma, sin que las personas puedan ir a sus trabajos.

Imágenes de Watertown mostraban filas de policías del equipo especial SWAT con uniformes negros y cascos, tomando posiciones alrededor del vecindario.

Otros funcionarios patrullaban las calles con perros, mientras vehículos blindados de la policía circulaban vigilando la zona.

Casa por casa
Olas de policías llegaron a Watertown, yendo de un sitio a otro donde creían que podía estar escondiéndose el sospechoso.

Los hechos sorprendieron al arbolado suburbio, un poblado que cuenta con un gran número de personas que hablan ruso.

Durante la noche un policía universitario murió, un policía del transporte resultó herido y los sospechosos secuestraron un vehículo, desencadenando una persecución policial que terminó con uno de los sospechosos muerto a balazos.

«Durante el intercambio de disparos, creemos que uno de los sospechosos fue alcanzado y finalmente llevado a custodia», dijo Alben.

El sospechoso herido fue llevado al centro médico Beth Israel Deaconess, donde murió debido a múltiples heridas, incluyendo heridas por disparos y trauma que podría haber sido causado por una explosión, afirmó el médico Richard Wolfe, jefe de medicina de emergencia.

El hermano mayor, conocido previamente como Sospechoso 1, usaba una gorra negra y anteojos de sol en imágenes divulgadas por el FBI el jueves.
El Tsarnaev más joven, conocido previamente sólo como Sospechoso 2, fue mostrado usando una gorra blanca en imágenes de cámaras de vigilancia tomadas poco antes de las explosiones del lunes.

Compartir: