Boston sigue en tiempo real cacería de sospechosos

Millones de estadounidenses siguen esta mañana una dramática cacería contra los responsables del atentado del Maratón de Boston. Tras el abatimiento del sospechoso número 1, un hombre de 26 años y origen checheno, la búsqueda se concentra sobre su hermano, Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años
Millones de estadounidenses siguen esta mañana en tiempo real, una dramática cacería contra los responsables del atentado terrorista en ésta ciudad que dejó un saldo de 3 muertos y 176 heridos y que ha sumido a esta ciudad y sus suburbios en un ambiente de zozobra y bajo un virtual estado de sitio.

Tras el abatimiento del sospechoso número 1, un hombre de 26 años y origen checheno, la cacería se ha concentrado sobre su hermano, de 19 años e identificado por las redes sociales como Dzhokhar Tsarnaev.

A pesar de que el FBI no ha ofrecido la filiación official de los dos sospechosos -uno de ellos abatido–, la identidad de uno de los supervivientes ha comenzado a circular a través de las redes. Se trata de Dzhokhar Tsarnaev quien se encontraba en Estados Unidos con residencia legal y, además, becado por la ciudad de Cambridge, según la relación de estudiantes que se beneficiaron del programa de becas ese año para proseguir con sus estudios universitarios y que aún se puede consultar a través de Internet.

Según la red social rusa VKontakte, Dzhokhar había hasta el 2011 en el Cambridge Ringe and Latin School. De confesión musulmana, Dzhokhar y su hermano –cuyo nombre aún se desconoce–, habían residido en la costa este de Estados Unidos desde hace varios años.

Hoy, el hermano mayor ha sido eliminado en medio de un intenso enfrentamiento con fuerzas policiales mientras que Dzhokhar se ha convertido en objetivo de una intensa cacería masiva que se extiende por la ciudad de Boston y sus suburbios.

“Estamos en medio de una cacería masiva que se ha extendido hasta Boston. Porfavor colaboren con la policía y tengan un poco de paciencia”, pidió el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, en una improvisada conferencia de prensa en el área de Waterfront donde se concentran las pesquisas.

Tras una noche de duermevela, miles de policías, unidades de artificieros, células de francotiradores y agentes del FBI buscaban puerta a puerta al sospechoso número 2, tras el dramático abatimiento de su hermano, el sospechoso número 1, quien murió en medio de un feroz enfrentamiento con la policía en las inmediaciones de la localidad de Waterfront.

El sospechoso número uno fué eliminado y trasladado a uno de los hospitales de la zona con “serias heridas en el cuerpo”, confirmó a una de las cadenas locales uno de los médicos que recibió al paciente moribundo. Al parecer, el sospechoso número 1 llevaba explosivos adheridos al cuerpo, según una fuente policial citada por la cadena CNN.

El cuerpo del sospechoso número 1 se encuentra en estos momentos en manos de médicos forenses del FBI, para establecer su identidad. La agencia AP fue la primera en establecer que los sospechosos son hermanos y de la región de Chechenia, en Rusia.

sta información no ha sido confirmada, sin embargo, por el FBI.

Las imágenes de francotiradores y agentes armados hasta los dientes, peinando los suburbios de Boston, coincide con los testimonios de vecinos de la zona que se comunican entre sí, mediante mensajes de texto, llamadas de teléfono y con la puerta atrancada para evitar que el sospechoso número 2 se haga con un refugio a la fuerza.

En medio de ésta cacería en tiempo real, con un cordón de seguridad que ha mantenido a raya a los medios de comunicación, la policía ha dispuesto el cierre de comercios, restaurantes y de todos los transportes públicos, incluído el Metro y el servicio del tren que comunica a Boston con el exterior, hasta nueva orden.

Unidades policiales avanzan palmo a palmo en medio de una cacería que siguen en tiempo real millones de estadounidenses, a través de las principales cadenas de televisión y las redes sociales.

“Desde la noche no hemos dormido. Nos comunicamos con mensajes para confirmar que estamos bien. Pero esto se ha convertido en una zona de guerra. No es justo”, comentó Laureen M., una joven empleada en uno de los comercios de Waterfront que se ha mantenido en alerta tras escuchar el primer intercambio de disparos poco antes de la medianoche.

“Les pido que porfavor todos permacezcan en casa. No abran la puerta si no se trata de un policía”, recomendó a primera hora de hoy el jefe de la policía de Boston, Ed Davis, quien insistió en que el sospechoso número 2 “va armado y es extremadamente peligroso”.

Tras una cacería se desató desde al filo de la medianoche, luego de un tiroteo en el campus en el Instituto Tecnológico de Massachusetts MIT luego de confirmarse el robo de un vehículo en la localidad de Cambridge y el enfrentamiento con un policía que fué abatido.

Acto seguido, los sospechosos robaron un vehículo y comenzó una persecusión en la que se enfrentaron con varias unidades de la policía, mediante el uso de armas de fuego y granadas, según los primeros testimonios de agentes de la policía local que han comenzado a registrar varios medios locales y nacionales que transmiten ésta cacería en tiempo real ante la impávida mirada de millones de estadounidenses que apenas el pasado lúnes se conmocionaron con las imágenes del peor atentado tras los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.

Compartir: