Activistas gay harán un acto simbólico frente a la Corte Constitucional

Un nuevo motivo de polémica le ha surgido al proyecto de ley que busca la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Se trata de una discusión semántica que, de fondo, lo que implica son derechos civiles y económicos para las personas del mismo género que opten por esa alternativa.

La unión solemne, como ahora propone el presidente del Congreso, Roy Barreras, busca reemplazar el término matrimonio incorporado en el proyecto de ley que cursa en el Legislativo para darle cumplimiento a una sentencia de la Corte Constitucional que ordenó reglamentar la unión entre personas del mismo sexo.

Según Barreras, el cambio no es solo semántico, sino que pretende “salvar los derechos de las minorías”.

Mientras tanto, la comunidad Lgbti se opone a la unión solemne pero insiste en la Unión igualitaria, que según sus voceros homologa los derechos de estas uniones a los que tienen los matrimonios heterosexuales.

Por ello, esa comunidad realizará a las tres de la tarde de este lunes una concentración frente a las instalaciones de la Corte Constitucional, en el Palacio de Justicia.

El acto comenzará con la lectura general de pensamientos por parte de Marcela Sánchez, vocera de la fundación Colombia Diversa, y seguirá con la demostración simbólica de varios ‘matrimonios’ entre parejas del mismo género.

«No pedimos nada, sólo los mismos derechos que tienen todos los ciudadanos» aseguró Marcela a varios medios de comunicación, al explicar los alcances del cambio de términos en el proyecto de ley sobre matrimonio homosexual.

Según Marcela Sánchez, la unión solemne como la figura especial que se le está dando al matrimonio gay implica desconocimiento de sus derechos, por lo que la comunidad pide la “no exclusión”.

Mientras que la unión igualitaria -dice- expone semejanzas al derecho heterosexual por contraer matrimonio, sin prohibición alguna.

Compartir: