Comenzó la veda política en Venezuela de cara a las elecciones del domingo

La veda política comenzó hoy en Venezuela luego de que anoche los dos candidatos principales a la presidencia, el oficialista Nicolás Maduro, y el opositor Henrique Capriles, cerraran sus campañas con sendos actos en Caracas y en localidades del interior del país, respectivamente.

Maduro logró aglutinar a miles de simpatizantes -que el gobierno estimó en tres millones de asistentes, el triple de la cifra admitida por la oposición- sobre la céntrica avenida Bolívar, en la que el domingo anterior Capriles había concluido sus mitines en esta capital.

Maduro se comprometió a profundizar el legado del presidente fallecido el 5 de marzo víctima de un cáncer, Hugo Chávez, cuya imagen apareció en varias partes del acto con videos y grabaciones de campaña. Fue central en el acto el pasaje de la filmación del 8 de diciembre de 2012, poco antes de partir para Cuba donde fue operado por su enfermedad, en el que Chávez enuncia sus últimas palabras públicas con las que unge a Maduro como su sucesor y pide a los venezolanos que voten por él.

En su mensaje ante una marea roja concentrada en la avenida Bolivar y en calles adyacentes, maduro apeló a la emotividad, a la mística de la continuidad de la Revolución Bolivariana, pero siempre intercalando alusiones a la oposición, a «los burgueses», y a los principales temas de preocupación de la sociedad venezolana.

«Si quieren saber cuál es mi plan de gobierno aquí está, éste es el Plan Patria redactado de puño y letra por nuestro comandante», dijo mostrando a la multitud un cuadernillo impreso. «Me comprometo a ser el presidente que de seguridad a los venezolanos», dijo Maduro.

Como en Venezuela el voto no es obligatorio, Maduro se preocupó reiteradas veces por convocar a los ciudadanos a votar el domingo.

En tanto, Capriles, cerró su campaña en San Fernando y Acarigua, capitales de los estados Apure y Portuguesa, y sus simpatizantes clausuraron la jornada con 312 caravanas (caminatas) en todo el país, once de las cuales se iniciaron en diversos tramos de la capital y terminaron confluyendo en una sola.

“Estoy preparando las primeras medidas económicas; en un año podemos activar nuestra economía, especialmente para fortalecer el ingreso de los pobres; vengo a sellar un compromiso con los pobres, a quienes no llegan los beneficios del petróleo porque se los llevan para otros países”, dijo Capriles en una de las frases más importantes de su mensaje, en el que se mostró mucho más agresivo en que anteriores apariciones y concentró sus dardos sobre las falencias económicas del modelo chavista.

En particular, hizo alusión al desabastecimiento, la alta inflación del 30 por ciento, los continuos cortes de luz pese a que Venezuela es un Estado petrolero, los altísimos niveles de inseguridad (Venezuela tiene la tasa de homicidio por habitante más alta de Sudamérica) y los problemas de vivienda, aún existentes y muy importantes pese a que desde hace 14 años el gobierno cuenta con ingentes recursos llegados a través de la renta petrolera.

Desde hoy y hasta el domingo, según la ley, no pueden haber actos políticos y la propaganda debe cesar en todos los medios. El gobierno ya dispuso el traslado de todas las urnas a los centros de votación y las autoridades electorales comunicaron que ya está todo listo para los comicios del domingo que decidirán el destino de Venezuela tras la muerte de Chávez.

Compartir: